Volcán Turrialba, el ascenso. Tocar las Nubes con las manos

Escuchar esta noticia

El Volcán Turrialba y su ascenso permite tocar Las Nubes con las manos, una experiencia única y sobrecogedora ante tanta belleza escénica.

A las 2:45 de la madrugada del miércoles 13 de enero, quedamos en subirnos a la microbús de Biocaminatas al costado norte de la Catedral Metropolitana sobre la avenida segunda.

Lorena Vargas nos esperaba con su acostumbrada sonrisa y el cálido buenos días, pero antes el protocolo sanitario. 36.4 marcó el termómetro, alcohol en manos y vénganos en tu reino.

Tocó acurrucarse al fondo del vehículo donde invitaba a completar el ciclo de sueño tras solo conciliar tres horas en los brazos de Morfeo.

Era la penúltima parada antes de emprender el viaje hacia El Coloso del Este en una madrugada muy fría. El viaje arrancó con los clientes de Alajuela, y Heredia.

Luces apagadas, gente tirada en los asientos, y Jaime, el chófer, no marques las horas. De pronto comenzó a llover por el sector de Taras de Cartago.

Pacayas era la última parada para abordar a la última pasajera, Nancy Calvo, que por poco dejamos al no verla el chófer ante tanta lluvia.

La lluvia invitaba a dormir, pero había que grabar imágenes de todo para documentar la experiencia en un audiovisual que podrán ver en su programa Políticamente Incorrecto el sábado 23 de enero a las 9 pm.

Valió la pena no hacerlo por lo sinuoso del camino que advertía posibilidad de mareo, pero literalmente ojos que no ven, por alguna razón si mi cerebro no ve el camino no me provoca vértigo.

El viaje por dentro pasó por Taras, Alvarado, Pacayas, Capellades, Depresión de Coliblanco, y en Santa Cruz de Turrialba a las 4 de la mañana.

Montaña de Fuego, un rústico restaurante, el primer objetivo alcanzado para desayunar. Honestamente mi estómago se despierta tipo 9 30, pero Lore nos citó que nutricionistas sugerían alimentos 15 minutos después de despertar. Le creímos.

Una buena taza de Pinto con huevo picado, y agua dulce negra, para cargar baterías antes de la subida. 2500 colones, precio justo, sabor aceptable.

TAMBIEN:  Muere Alcalde de Dota

Faltaba viaje aún y el amanecer se acercaba. Aquí vuelvo a recomendar el audiovisual porque legal hay cosas que no se pueden describir, pero les pongo una fotografía de abre bocas.

Lorena Vargas coordina todo con Biocaminatas. Incluso abre un chat de WhatsApp para los invitados. Instrucciones generales desde horarios, precios, hasta vestimenta adecuada.

Con ella viajé por primera vez cuando inicié en el senderismo hace cinco años, gracias a la invitación de mi amiga Grettel Mora.

Quemaderos del Volcán Poás. Inolvidable, en aquel momento humildemente tenis corrientes y pantalón de mezclilla hasta llegar a las sofisticadas North Face con un pantalón Trangoword,  Woow dirás, pero no es rajar, sino explicar como se le agarra el sabor al deporte a través del tiempo.

A pesar de mis ocupaciones múltiples, siempre saco tiempo para recordar que polvo somos y al polvo volveremos al enfrentarse a la Toda Poderosa Naturaleza.

El amanecer nos regaló una promesa para ascender confiados y tocar el cielo con las manos.

A la entrada de la Finca Monte Calas nos esperaba la gente de la Asociación U-SURE , encargados de llevarnos a la cima del cielo. Dale click aquí para más información de la Asociación.

Protocolo anti Covid, escuchar instrucciones, tomar un casco, y por dicha nos tocó el azul, el cual fue limpiado previamente por aquello.

Este acceso es fruto del olor a oportunidad que detectó el empresario Solano, el mismo de Caribeños, perseguido por la leyenda del “avionetazo ” (que nada más les cuento para disimular lo empinado del camino pues no hay pruebas de eso), quien en Río revuelto, convino dar paso por su propiedad, que de por sí no tenía mayor provecho, para convertirlo en el camino oficial hasta el Turrialba sin pasar por la Central.

La comunidad de la Central perdió la oportunidad de sacarle provecho a lo malo, tras las primeras erupciones del Coloso, según nos contaron, al cerrar el paso por su finca y colocar obstáculos, pues están en bronca con el Gobierno al reclamar inversión en caminos.

TAMBIEN:  Salvan a dos perritos de morir envenenados

Recuerdo que hace poco más de diez años, junto con el carguísima Omar Rivera, para mí uno de los tres mejores camarógrafos del país, grabamos mi último Reportaje Especial para Extra Noticias.

El ingreso fue por otro lado, e incluso pudimos grabar desde el puro cráter, ahora el paso era diferente, mucho más para caminar y no huele a Infierno como olía en aquella ocasión.

José Aníbal Amador Garbanzo era nuestro guía. Un carajo que una vez al día se come los 3200 metros de altura, competidor de Ruta de Los Conquistadores, afable, riguroso con el uso del casco, e instruido en la materia al punto de explicarnos el tipo de terreno Bosque Nuboso.

Nosotros íbamos como la cola del perro, de últimos, por la obligación de grabarlo todo. Documentar tantas cosas desde lo empinado del camino, las piedras, y el amanecer.

El corazón comenzó acelerarse por encima de las 100 pulsaciones por minuto. La recomendación de suero era básico para el ascenso, pero adivinen quién lo olvidó.

Hora y media de puro ascenso .Éramos el primer grupo del día. Doce personas, la mayoría mujeres, armadas para conquistar la cima.

El cuerpo empieza a notar el cambio. La respiración no es la misma. El aire es más denso. A los 2200 metros empezamos a caminar y eran 1100 metros más arriba hasta completar 3300 metros de altura sobre el nivel del mar.

La vista sencillamente impactante. Se observan:

✅Macizo de la Muerte

✅ Cuericí y Urán

✅ Chirripó y el resto de cerros Tres miles de la Cordillera de Talamanca hacia el sur.

Volcán Turrialba 11

Es puro realismo mágico ver las nubes por debajo, para alguien que como nosotros llega por primera vez y beneficiados por las excelentes condiciones del tiempo.

José Aníbal nos contó que el día anterior no dieron permiso de subir a los grupos debido a un problema meteorológico. Eran gente de largo, y no lograron contemplarlo. Éramos afortunados.

Las pulsaciones por minuto oscilaban y en mi caso hasta alcanzar las 153. Biocaminatas califica está ruta como intermedios/avanzados, pero algunos otros como principiantes. La subida no tiene mucha dificultad más allá de la resistencia humana, un buen calzado, y una buena hidratación.

TAMBIEN:  Seis personas muertas tras tiroteo en Nueva Jersey

Al llegar a la entrada del Parque Nacional, los nacionales cancelamos mil colones, y allí se observa el primer refugio construido por el ICE como parte de las medidas adoptadas tras el cierre del Macizo para turistas.

Abrí el tubo que se alimenta de un manantial y realmente es diferente su sabor, además está helada, pero tengo calor por las tres pieles que traigo encima: una camisa, una corta vientos, y una chaqueta térmica.

Falta poco más de un kilómetro para coronar. El Volcán Turrialba nos mostró la espalda metros abajo, evidencia inequívoca de que en caso de erupción posiblemente Guápiles reciba el impacto, pero anteriores actividades demostraron que con la ayuda del viento comunidades al noreste como Coronado, Guadalupe, y Moravia recibieron altas dosis de ceniza volcánica.

Respiro con dificultad y mis pasos se cuentan de uno en uno por la pendiente final. La recompensa es un paisaje cautivador. Estamos en la Cima del Cielo, y por cierto no veo a Ricardo Montaner.

Sembradío de Nubes algodonadas a nuestros pies. Invitan a querer recostarse sobre ellas. También es advertencia de que abajo, en los caseríos cercanos, está nublado.

José Aníbal nos anuncia la llegada al Mirador a 3300 metros. El paisaje despejado es increíble. Estamos ante una de las Mil Maravillas de Costa Rica, El Volcán Turrialba.

Ya no hay dificultad para respirar, no hay cansancio, solo contemplación por el espectáculo.

Arrogante, el Coloso exhala gases que se elevan para perderse en la atmósfera. A su lado dos lagunas color verde esmeralda. ¡Bellísimo!.

Fotos, vídeos, merendar un sándwich, comer chocolate, algo de fruta, varias entrevistas, y con una gratísima invitación los esperamos buscar el reportaje audiovisual en nuestro Canal de YouTube Reportajes de El Guardián para que sometan a examen esta crónica.

Richard Molina Mesen

Periodista y Productor Audiovisual, con más de 25 años de experiencia. Director de Elguardian.cr

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
error: Content is protected !!