La Corte Penal Internacional emite orden de detención contra Putin

Rusia no reconoce la jurisdicción del Tribunal con sede en La Haya y advierte que no acatará ninguna orden de arresto

La Corte Penal Internacional (CPI) ha dictado una orden de detención contra el presidente ruso Vladimir Putin. El viernes le acusó de ser responsable de crímenes de guerra en Ucrania.

Corte Penal Internacional emite orden de detención contra Putin

La CPI emitió otra orden de arresto contra la política rusa María Lvova-Belova, comisionada presidencial para los Derechos del Niño en Rusia, con la misma acusación.

La Corte Penal Internacional es el tribunal encargado de juzgar a los individuos responsables de ciertos delitos muy graves: genocidio, crímenes contra la humanidad, crímenes de guerra y agresiones entre Estados, así como aquellos acontecimientos que el propio Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas o un Estado remite a la CPI.

Ni Rusia ni Estados Unidos ni China reconocen la jurisdicción de la CPI

Sin embargo, la Corte tiene importantes límites. Su jurisdicción se aplica únicamente a los países firmantes del Estatuto de Roma —tratado constituyente de la organización— o a los nacionales de estos. Y hay una serie de países que no aceptan la figura de este tribunal, entre las que destacan Estados Unidos, China, India, Pakistán, Turquía, Israel o Rusia.

Ucrania: Putin debe pagar por secuestrar niños y por otros crímenes internacionales

El ministro de Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, celebró este 17 de marzo la orden de arresto internacional dictada contra el presidente ruso, Vladímir Putin, por la Corte Penal Internacional de La Haya (CPI).

TAMBIEN:  La Unión Europea promete sanciones nunca vistas a Rusia

“La Justicia está es marcha: aplaudo la decisión de la CPI de emitir órdenes de arresto para Vladímir Putin y María Lvova-Belova por el traslado forzoso de niños ucranianos”, dijo Kuleba en referencia a la comisionada presidencial rusa para los Derechos del Niño, cuya detención también ha sido ordenada por La Haya.

“Los criminales internacionales pagarán por secuestrar niños y por otros crímenes internacionales”, remachó el jefe de la diplomacia ucraniana, que lleva meses movilizándose para conseguir que la comunidad internacional enjuicie los más de 70.000 crímenes de guerra rusos que Kiev dice haber registrado en su territorio.

Las autoridades ucranianas investigan la deportación forzosa a Rusia de más de 16.000 niños ucranianos de los territorios ocupados, y han enviado a La Haya ingentes materiales con pruebas que demostrarían el tratamiento infligido por Moscú a estos menores.  Fuente: Deustche Welle DW

TAMBIÉN: Partido holandés pro-agricultores ganó a lo grande en elecciones provinciales

Redacción

El Periódico El Guardián pionero en el periodismo independiente. "El deber de un periodista es informar de manera que ayude a la humanidad y no fomentar el odio o la arrogancia" Ryszard Kapuscinski

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba