Culpables de homicidio dos paramédicos por muerte de afroamericano detenido en EEUU

El joven falleció en el hospital a causa de la inyección que le suministraron

Un jurado declaró  culpables de homicidio por negligencia a los dos paramédicos blancos que inyectaron una sobredosis de ketamina al joven afroamericano Elijah McClain en 2019 tras ser detenido por la policía en la ciudad de Aurora (Colorado, EE.UU.).

Culpables de homicidio dos paramédicos por muerte de afroamericano detenido en EEUU

El joven, de 23 años, fue arrestado en la calle por tres policías blancos y sometido de forma violenta en el suelo, posteriormente llegaron los dos paramédicos que le suministraron un potente sedante para calmarlo y perdió la vida tres días después en un hospital.

El caso generó protestas contra el racismo en Colorado y derivó en una reforma de la policía de este suburbio de Denver.

Peter Cichuniec y Jeremy Cooper fueron hallados culpables por la muerte de McClain, cuya autopsia determinó que falleció por sobredosis de ketamina tras una restricción forzosa.

Elijah McClain.

Cichuniec, que también fue declarado culpable de un cargo de agresión, fue puesto en prisión preventiva por el juez, mientras que Cooper permanecerá en libertad bajo fianza.

El juez debe determinar la sentencia que ambos tendrán que cumplir.

Durante el juicio, la fiscalía acusó a ambos paramédicos de haber sido negligentes en los protocolos sobre administración de sedantes cuando inyectaron ketamina a la víctima para calmarlo de un ataque nervioso.

TAMBIEN:  Fiscalía acusa a tres por asesinato de María Luisa Cedeño

Los abogados de la defensa argumentaron que sus clientes cumplieron con los protocolos pero la policía no les dijo que McClain había sido previamente estrangulado.

McClain caminaba hacia su casa desde una tienda con una bolsa con latas de té helado, cuando fue detenido por los tres policías tras recibir una llamada sobre la presencia de un sospechoso

Según las grabaciones, el joven fue sujetado por los brazos, puesto contra una pared y luego sometido en el suelo mediante una técnica de control conocida como “restricción carotídea”, que bloquea el paso de la sangre al cerebro y puede causar un breve período de inconsciencia.

Luego llegaron los paramédicos que le inyectaron ketamina al joven, que ya entonces estaba esposado. La acusación indicó que no revisaron sus signos vitales ni monitorearon a McClain adecuadamente después de administrarle la droga.

El joven fue trasladado inconsciente a un hospital, donde le fue retirado el soporte vital y murió el 30 de agosto de 2019.

Los policías Randy Roedema, Nathan Woodyard y Jason Rosenblatt también fueron a juicio por este caso, pero solo Roedema fue declarado culpable de homicidio, mientras que los otros dos agentes fueron absueltos.

TAMBIEN:  OMS: Vacunados y curados de COVID-19 pueden infectarse con Ómicron

En 2020, dos agentes de la policía de Aurora fueron despedidos por haber enviado a Rosenblatt una fotografía en la que recreaban de forma sarcástica el estrangulamiento en el lugar donde fue arrestado McClain. EFE

Más noticias en El Guardián

 

Redacción

El Periódico El Guardián pionero en el periodismo independiente. "El deber de un periodista es informar de manera que ayude a la humanidad y no fomentar el odio o la arrogancia" Ryszard Kapuscinski

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba