Niño jugaba a las escondidas y terminó en otro país

Desde el pasado 17 de enero, una noticia asombró al personal del puerto de Klang de Malasia, el cual se llevó una sorpresa mientras descargaban los contenedores de un buque que venía de Bangladesh.

Niño jugaba a las escondidas y terminó en otro país

Y es que dentro de uno de los contenedores había un niño que se encontraba desorientado y visiblemente afectado. El niño de 11 años, se identificó con el nombre de Fahim y aseguró estuvo encerrado dentro del contenedor durante varios días.

Las autoridades portuarias no pudieron comunicarse con él, debido a que no hablaba la lengua local, pero de inmediato presumieron que era víctima de una organización criminal de tráfico de personas, por lo que llamaron inmediatamente a la policía.

Pero días más tarde la noticia se ha viralizado y con ella las fotos y vídeos tomados por los trabajadores de Port Klang que muestran al niño en un estado muy evidente de delgadez, con la ropa sucia y muy confundido ante el personal del puerto mientras salía del contenedor.

@al_zach90Ah sudah!!!!!♬ bunyi asal – AAL

El niño tuvo que ser trasladado en una ambulancia hacía un hospital de Malasia y tras las indagaciones sobre lo ocurrido las autoridades confirmaron que el niño había estado jugando a las escondidas con varios de sus amigos en su ciudad natal Chittagong en Bangladesh.

TAMBIEN:  La sele busca juveniles...por todo el mundo

En medio del juego, por escoger lo que sería el escondite perfecto, terminó en el contenedor de transporte marítimo y se quedó dormido. Seguidamente se quedó encerrado y pese a los gritos por tratar de salir nadie lo escucho.

Ante esto pasó los seis días siguientes en un barco rumbo a Malasia en un recorrido de marítimo de casi 3 mil kilómetros que pasó a un costado de Myanmar, Tailandia en medio del Golfo de Bengala y el Mar de Burma.  Fuente: Metro de Ecuador.

TAMBIEN: 4 sacerdotes en Nicaragua culpables de conspirar contra el Estado

Redacción

El Periódico El Guardián pionero en el periodismo independiente. "El deber de un periodista es informar de manera que ayude a la humanidad y no fomentar el odio o la arrogancia" Ryszard Kapuscinski

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba