Sala IV dio la razón a agredida por Fuerza Pública

Luego de tres meses posterior a la agresión cometida por parte de la Fuerza Pública, quien fue gaseada mientras se encontraba en una propiedad privada, ocasionándole una herida en la frente, vecina de Aguas Zarcas.

Tal y como lo informó El Guardián, además del programa Políticamente Incorrecto, Patricia Mora, la afectada, no estaba participando de ninguna manifestación o similares, sin embargo el desorganizado y violento lanzamiento de gases lacrimógenos por parte de la Fuerza Pública.

La ofendida, decidió interponer un recurso de Hábeas Corpus, según explicó su abogada, la Lic. Ivannia Argüello nos puso al tanto de los pormenores del caso.

“No podemos dejar de lado que el gas lacrimógeno es un arma que se utiliza para dispersar muchedumbres de personas sin la necesidad de recurrir al uso de la fuerza, y que los oficiales del Ministerio de Seguridad Pública autorizados para su uso, son capacitados para que realicen un manejo adecuado de dicha arma”.

Por tal razón, la Sala Constitucional concluyó se trató de un uso indiscriminado y desproporcionado que realizaron los oficiales de la Unidad de Antimotines, quienes en principio, se encuentran capacitados para el uso de este tipo de armas.

TAMBIEN:  Mayoría de los enfermos por Covid-19 se registran en la Zona Norte

Importancia de la resolución

Para la especialista en derecho penal, la resolución  no solo debe ser importante  para la representada sino que para toda la ciudadanía, ya que la Sala Constitucional tuvo por demostrado que la técnica utilizada por los oficiales fue realizada en contra de personas inocentes que no participan de las manifestaciones.

El protocolo establecido para Fuerza Pública establece que “Al momento de lanzar, las municiones o granadas de agentes químicos, se debe tener control del sitio en el que la munición va a impactar, se deben extremar los cuidados para que estos no lesionen personas o se causen daños a alguna estructura pública o privada”.

Otro punto que destacó Argüello respecto a doña Patricia,  fue que  “le quedaron escombros en ambos ojos producto del contacto con el gas y esto se acreditó con la valoración realizada por los médicos tratantes, sin dejar de lado la afectación emocional”.
Por tal razón, el  Ministerio de Seguridad Pública está obligado a tomar todas las acciones requeridas para no repetir estos incidente.

Adalie Aguirre Apú

Periodista graduada en la Universidad San Judas Tadeo más un Postgrado en Administración de Empresas con énfasis en Mercadeo. Personalmente me gusta escribir sobre temas que aporten un beneficio al ser humano.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba