Ruptura de pareja, una forma más de duelo

(Por Msc Jacqueline Pérez Navarro , El Guardian) –  Superar una ruptura de pareja es uno de los problemas que se enfrentan las personas a lo largo de la vida. Es una situación muy común y algunas veces nada fácil, pero se tiene que ser capaz de afrontarla de la mejor manera posible.

Después de una pérdida en la que se desencadenan potentes reacciones emocionales, cognitivas, conductuales y fisiológicas, todas ellas naturales y esperables. Podríamos definir el duelo de una ruptura de pareja como un shock sentimental. Como toda crisis vital, una separación requiere un tiempo de adaptación que varía según cada persona y sus experiencias previas, la capacidad para entender las posibilidades de cambio, la estructura de personalidad entre otros factores.

Investigaciones han arrojado que el duelo tras una ruptura es directamente proporcional a la intensidad del compromiso existente en la relación amorosa.

Fases en el duelo de una ruptura de pareja.

  • Negación: Se llega a pensar que no puede ser verdad que la relación ha terminado.  ¿Cómo me puede pasar esto a mí? ¿Cómo nos va a pasar esto a nosotros?
  • Culpa: Encontrarle sentido a todo lo ocurrido. Intentar analizar de quién es la culpa. Aparece la ira, la rabia dirigida hacia la otra persona por el daño provocado, o hacia sí mismo por el fracaso.
  • Tristeza: Para este punto se asume que no se va a recuperar a la persona que se ha amado. Las consecuencias de la ruptura son las que generan una tristeza profunda, ya que la persona comienza a ser consciente de cómo ha cambiado y seguirá cambiando la vida.
  • Ira/Enojo: Cuando se empiece a repartir responsabilidades de lo ocurrido, inicia el enojo, el cual es como un motor que moviliza los recursos internos para poder reconducir la situación.
  • Aceptación: En esta fase se ve la relación frustrada con objetividad. Las emociones son mucho menos intensas, lo cual permite ver la ruptura de pareja con sus puntos bueno y no tan buenos.
  • Reconstrucción: Empiezan a ver más días buenos que malos. Van disminuyendo las emociones desagradables para poder valorar los aprendizajes necesarios de este proceso.
TAMBIEN:  Libros libres de derechos de autor, el más sonado 1984

Las fases mencionadas suelen pasar de forma no lineal, mezcladas entre sí, y con sus propios avances y retrocesos.

Cuando se produce una ruptura de pareja se tiene que afrontar la pérdida de la persona amada, la pérdida de ilusiones, proyectos, sueños, estabilidad, expectativas de futuro y demás.

¿Cómo superar esta situación?

Un estudio publicado por el Journal of Experimental Psychology, investigó la efectividad de tres estrategias de superación: pensar en cosas malas de la expareja, aceptar y hacerse responsable de los sentimientos de amor por la expareja y distraerse con buenos pensamientos que no tengan nada que ver con la persona amada.

Aunque ninguna es perfecta, en el estudio las tres sirvieron para reducir la respuesta emocional de los participantes a sus exparejas.

No existen “recetas mágicas” para recuperarse de la situación de forma rápida y sin dolor, solo guías que pueden ayudar a aliviar un poco el camino:

  • Permitir atravesar el proceso de duelo y aceptar los sentimientos que se experimentan.
  • Compartir y hablar con las personas cercanas de confianza, ya sean amigos o familia o si es necesario con un profesional en psicología.
  • Escribir un diario.
  • Evitar las redes sociales de la expareja.
  • Borrar detonantes dolorosos.
  • Hacer alguna actividad física.
  • No tomar decisiones apresuradas.
  • Evitar comunicación con la expareja.
  • Después, es cuestión de tiempo.
TAMBIEN:  Sicarios matan pareja cuando celebra fiesta de cumpleaños

“Todo lo que amamos nos lo pueden arrebatar, lo que no nos pueden quitar es nuestro poder de elegir que actitud asumir ante estos acontecimientos” Victor Frankl.

Imagen de Tumisu en Pixabay

Redacción

El Periódico El Guardián tiene 10 años, pionero en el periodismo independiente. "El deber de un periodista es informar de manera que ayude a la humanidad y no fomentar el odio o la arrogancia" Ryszard Kapuscinski

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba