Repletas las calles mientras la Caja dice no hay cama para tanta gente

Las calles repletas mientras se anuncia que No hay cama para más enfermos críticos, solo quedan cinco disponibles y la Caja pide a la población aumentar las medidas de prevención para evitar el colapso hospitalario.

La población acudió masivamente a comercios de todo tipo, desde supermercados hasta centros comerciales.

Maxi Pali en Desamparados estaba repleto y sin respetar las medidas necesarias para prevenir el peligro de contagio, así lo denunció Lenin Hernández, Secretario General del SINAE y Afines.

Sin embargo, en Pricesmart sí cumplían el protocolo como lo constató nuestra compañera Hannia Fonseca.

En Multiplaza Escazú había intención de la Seguridad Interna de organizar las filas de entrada a las diferentes tiendas, pero como lo que constatamos fue la abundancia de personas, eso sí todos con mascarilla y burbujas sociales.

La Caja solo tiene cinco camas

El Doctor Mario Ruiz Cubillo, gerente médico de la Caja, confirmó la noticia. La red de prestación de servicios sólo dispone de 5 camas para atender los pacientes adultos de cuidados críticos por covid-19, informó el jerarca.

“Estamos frente a un panorama crítico al cual no queríamos llegar, pues esto implica que al sobrepasar en cantidad las personas en condiciones críticas respecto a la disponibilidad de camas, estos pacientes no podrán disponer de que brindan un tratamiento más especializado para su condición: hablamos de terapia de reemplazo renal y otros tratamientos”, explicó Ruiz Cubillo.

La CCSS ha venido reiterando en su capacidad máxima de 359 camas UCI para covid-19 y al día de hoy se tienen habilitadas 349. “Camas críticas tenemos habilitadas 116 de las cuales 99 están ocupadas, es decir, sólo tenemos cinco camas críticas para adultos disponibles: una en el hospital San Juan de Dios, dos en el hospital Fernando Escalante Pradilla y dos en Ceaco. Tenemos tres camas pediátricas”. Además, nueve camas están bloqueadas porque se tienen que aislar pacientes con presencia de microorganismos altamente peligrosos, detalló el gerente.

TAMBIEN:  Serpiente mordió socorrista en búsqueda de más rastros de Allison

En cuanto a porcentaje de ocupación en camas críticas, en adultos es del 97 por ciento y en pediátrico 40 por ciento.
Respecto a camas UCI severas, la ocupación es del 71 por ciento. Se tienen 233 habilitadas, de las cuales 156 están ocupadas, 63 disponibles. Catorce camas están bloqueadas igualmente por la atención de pacientes que requieren aislamiento por presencia de microorganismos altamente peligrosos.
Por otra parte, los traslados diarios de pacientes covid-19 que requieren ser hospitalizados rompe el promedio de 20, “por lo que el panorama es álgido en términos de camas disponibles”, según explicó el gerente.

“Hemos hecho la tarea”

Ruíz Cubillo fue enfático en que la CCSS ha realizado todos los esfuerzos posibles de organización y logísticos, de equipamiento, de equipo médico y medicamentos, inmensos esfuerzos humanos, “hemos dado todas las millas extras y seguimos, pero ahora todo depende del comportamiento responsable de la población” señaló.

En su mensaje reiteró en pedir a las personas que no realicen salidas innecesarias, mantenerse en lo posible en la casa. “Por favor cuidemos a nuestras familias entre todos para tener una Navidad segura”, es el llamado que hizo el gerente.

Ruiz Cubillo animó a que en este momento “todos mantengamos la fe y la esperanza y juntos redoblemos esfuerzos para protegernos ante esta emergencia sanitaria”.

TAMBIEN:  Desamparadeños no tendrán operaciones menores en la Clínica

Especialistas de la CCSS externan preocupación por lo que se ha observado en las últimas tres semanas de largas filas para ingresar a tiendas, supermercados, centros comerciales y aglomeraciones en las calles, “una realidad que nos va a matar”, afirmó el doctor Marco Vargas Salas, coordinador del Ceaco.

El doctor Marco Vargas, explicó que la cena de esta Navidad, “podría ser la última para muchas personas. No hay camas para pacientes críticos, no es una visión, es real”.

El doctor Marco Boza, médico intensivista explicó que cuando un paciente ingresa a UCI ha perdido la funcionalidad de órganos como pulmones, cerebro, hígado, riñones, circulación, trastornos metabólicos. Algunos pueden evolucionar con riesgo de muerte inminente y requerir soporte de sus órganos más especializado que sólo se dispone en estas camas críticas”.

El Ministro de Salud, Daniel Salas externó que “hacer una fila en una tienda es opcional, hacer fila en una UCI no es opcional”, por lo que apeló a la responsabilidad de las personas para evitar las aglomeraciones y no romper las medidas sanitarias.

Con información de Prensa de la Caja del Seguro Social. 

Richard Molina Mesen

Periodista y Productor Audiovisual, con más de 25 años de experiencia. Director de Elguardian.cr

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba