Regreso a clases: Importancia de la participación de los padres y cuidadores en la educación de los niños

Escuchar esta noticia

(Por MSc. Jacqueline Pérez Navarro, El Guardián) –  En la etapa de crecimiento de los niños es importante que ellos sientan que sus padres o cuidadores, se preocupan por sus necesidades. Las relaciones entre los miembros de la casa determinan valores, afectos, actitudes y modos de ser del individuo.

Por eso, la familia es un eficaz medio educativo al que se le debe dedicar tiempo y esfuerzo, porque el impacto de la familia en el desarrollo infantil es clave en el futuro.

La participación de los Padres en la educación de los hijos es un factor determinante que se refleja sobre todo en el desarrollo cognitivo y en el éxito académico.

Tres tipos de participación de los padres en la educación:

 

  • El conductual: se refiere a la participación de familia en las actividades de la escuela, por ejemplo, asistir a eventos escolares o ayudar con las tareas.
  • La participación cognitivo-intelectual: tiene que ver con exponer a la niña y niño a actividades que lo estimulen intelectualmente, como ir a bibliotecas o leerles en casa.
  • La participación personal: comprende el mantenerse informado y estar atento de la conducta y aprovechamiento de los niños en la escuela.

La relación entre la familia y el centro educativo es sumamente importante para el desarrollo intelectual y la adaptación escolar. Por ejemplo, este inicio a clases 2021 será valioso cumplir los protocolos que indica el MEP para todos sus centros educativos; las familias, los estudiantes y los docentes tendrán que adaptarse a la “nueva normalidad” en beneficio de todos, pero principalmente a los estudiantes.

TAMBIEN:  Las clases presenciales vuelven después de vacaciones

Cuando los padres manifiestan interés y colaboran con los educadores, trasmiten a sus hijos la idea de que la escuela es algo importante, creando actitudes más favorables e incrementando su motivación hacia las tareas escolares.

Igualmente, los hijos sienten interés por sus estudio, la familia se preocupa por ellos, los quieren, así aumentan su autoestima y su sentimiento de competencia.

Además, ayuda en la formación de valores y actitudes positivas hacia el estudio y tienden a tener altas aspiraciones educativas y conductas más positivas. También se relaciona con una disminución de la deserción.

Si los adultos no valoran el aprendizaje, los hijos difícilmente lo harán; pero si los adultos poseen actitudes positivas, disposición y entusiasmo para participar en las actividades escolares y extraescolares, los estudiantes tienden a tener un mejor desempeño académico.

Existen diferentes razones que pueden llegar a limitar la relación de los padres con el centro educativo y la vida escolar en general de los hijos, algunas razones son las siguientes:

  • Creencia de que la escuela y los profesores son totales responsables de la educación académica de sus hijos y de sus logros.
  • Mala relación que habitualmente sostienen los padres con educadores debido a que se culpan mutuamente de los problemas de que presentan los niños o adolescentes en sus estudios
  • Falta de tiempo y de una organización adecuada del mismo.
  • Bajo nivel educativo que provoca que sea incomprensible para ellos muchas de las cosas que se enseñan en la escuela
TAMBIEN:  Expertos del MEP planifican regreso paulatino de las clases

La participación de los padres en los estudios de sus hijos llevará resultados positivos. Nunca es demasiado tarde para involucrarse en las actividades de aprendizaje académico y emocional en casa. De esta forma será mucho más probable que los chicos desarrollen una buena actitud ante el aprendizaje y una buena autoestima. 

Redacción

El Periódico El Guardián tiene 10 años, pionero en el periodismo independiente. "El deber de un periodista es informar de manera que ayude a la humanidad y no fomentar el odio o la arrogancia" Ryszard Kapuscinski

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
error: Content is protected !!