Rafael Moya Rojas, un tico en Bosnia y Herzegovina

Escuchar esta noticia

El partido de fútbol entre la Selección Nacional de Costa Rica contra su similar de Bosnia y Herzegovina (BiH) el sábado anterior no fue del agrado de muchos aficionados costarricenses. Se esperaba un gane máxime que no era la titular del equipo Bosnio, además de la presión de la falta de resultados por parte de la tricolor. Pero,   para un costarricense viviendo en Bosnia-Herzegovina fue una mágica experiencia.

Rafael Moya Rojas es un cartaginés aficionado a la Liga Deportiva Alajuelense que está viviendo en Sarajevo, capital del país. Hace unos 10 años tuvo el deseo de hacer un cambio importante en su vida y perseguir algunos sueños, además de hacer trabajo voluntario fuera del país.

¿Por qué Bosnia Herzegovina?

Es poco común oír la historia de que de repente alguien pensó en cambiar su vida un día y dirigirse a los Balcanes para empezar su nueva vida, pero a este tico algo le llamaba la atención de esa zona.

“Yo desde pequeño, siempre me gustó la geografía, tenía un libro que se llama Almanaque Mundial, leía a todos los países y me llamaba mucho la atención Yugoslavia, sobre todo por la parte deportiva. Los países socialistas le ponían mucho énfasis a los temas del deporte, porque por medio del deporte sacaban pecho de su sistema político” comenta Rafael Moya, costarricense residente en Sarajevo.

TAMBIEN:  Mujer herida en confuso suceso en Alajuela

“Los deportes de conjunto, acá son futboleros como nosotros, pero no solo el fútbol, acá te llenan un gimnasio de baloncesto con 5 mil viejos para ver a la selección., llenan un gimnasio para ver la selección nacional de balonmano, voleibol, inclusive el polo acuático que para nosotros no es muy popular, aquí hasta ganan medallas a nivel olímpico” cuenta este cartaginés de Bosnia y Herzegovina.

“Yo chiquitillo vi a la famosa selección de Yugoslavia(de básquetbol) que quedó campeona que tenía a Toni Kukoc,Dražen Petrović, Vlade Divac, toda esta gente que llegó a la NBA y fuero estrellas salieron de estas tierras, ahí los empecé a seguir. También con el tema de Croacia en el 98, con el mundial, antes de eso en a nivel de baloncesto en juegos olímpicos llegaron a la final contra el “dream team” (Estados Unidos), siendo un país recién nacido, me llamaba mucho la atención esta parte de Europa. Y si a mí de chiquillo me decían que parte de Europa me gustaría conocer, decía esa parte por Yugoslavia” nos confiesa Rafael Moya.

Casado con una tica, Rafael lleva dos años y medio viviendo junto a ella en Sarajevo.

Foto de Rafael Moya con la selección

¿Cómo se le dice a su pareja que se van a ir a Bosnia-Herzegovina?

Fútbol, religión y el idioma, situaciones de una zona que estuvo en guerra.

“Acá con 40 años yo me veo más joven que los de 40 de acá. Mis amigos me vacilan porque vos no pasaste por una guerra de 4 años. La guerra es la que me tiene la cara así, a la larga tienen razón. La gente acá en Sarajevo la gente pasó 4 años con la ciudad sitiada. Pasaron 4 inviernos sin calefacción y comiendo mal. A mucha gente hasta físicamente la afectó”  agregó Rafael Moya

TAMBIEN:  Así se jugará el torneo ¿Qué opinan?
Foto de Rafael Moya con la selección

“Costa Rica es la primera selección latinoamericana que visita Bosnia”

 

¿Qué se trae de Bosnia?

 

 

Costa Rica, una nación pequeña en el mapa comparada con las grandes potencias mundiales, pero tenemos representantes donde menos se espera. Bosnia y Herzegovina, un país de gente cálida, amable y con un pasado que dejó sus marcas en los habitantes de su país y países aledaños. Un partido de fútbol que el resultado para ambas selecciones fue un empate, pero en el cual un tico sacó un gran triunfo, sentirse por un segundo con los suyos.

Cesar Gutierrez Fallas

Publicista. Licenciado en Periodismo Deportivo. Productor audiovisual en Producciones Clandestinas. Siempre aprendiendo y creciendo.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
error: Content is protected !!