Privadas de libertad confeccionarán ropa hospitalaria para la CCSS

Escuchar esta noticia

A partir de esta semana, el ruido incansable de 25 máquinas de coser, donadas por el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), se escuchará en el recién inaugurado taller industrial del Centro de Atención Integral (CAI) Vilma Curling.   En estas nuevas instalaciones, 20 mujeres privadas de libertad se encargarán de confeccionar vestimenta hospitalaria para la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), insumo necesario para abastecer a la institución en la cruzada nacional contra el coronovarius-COVID19.

Esto es posible gracias al trabajo conjunto entre el Ministerio de Justicia y Paz, el INA, el Ministerio de Seguridad Pública y la CCSS. Surgió a partir del llamado del Gobierno a la colaboración interinstitucional en el marco de la emergencia sanitaria que vive el país.

La CCSS aportará las telas (que serán cortadas por el INA) y en el CAI Vilma Curling se llevará a cabo el armado y la confección final, con el acompañamiento de una persona de la Sastrería del Ministerio de Seguridad Pública. El departamento de Orientación del Centro llevó a cabo un exhaustivo proceso de selección con el fin de contar con el personal idóneo para afrontar la tarea.

El nuevo taller de producción y capacitación del CAI Vilma Curling, con un costo de aproximadamente ₡500 millones, viene a fortalecer la apertura de los espacios de aprendizaje en el sistema penitenciario. Ahí, las privadas de libertad podrán practicar diferentes oficios en un espacio amplio y cómodo, que cuenta también con una sala de computación.

TAMBIEN:  Albino Vargas liberado. Aquí el video

Su construcción se enmarca en la estrategia de ocupación laboral “Construyendo Oportunidades”, que busca dotar a la población penitenciaria de competencias y habilidades para aumentar las posibilidades de reinserción social.

Como parte del acuerdo, además de la donación de las máquinas de coser industriales, el INA realizó un diagnóstico técnico, tanto de la infraestructura del taller, como de las habilidades y destrezas de las 20 mujeres asignadas para el proyecto. A lo largo de la semana anterior, docentes del INA impartieron una capacitación a las privadas de libertad que participarán en el proyecto.

Sus docentes también brindarán una asistencia técnica sobre organización de la producción para talleres textiles, que les proporcionará a las mujeres mayores capacidades laborales. Por su trabajo, las privadas de libertad recibirán un incentivo, que les servirá para ayudar económicamente a sus familias. Además, estarán cubiertas por una póliza.  Fuente: Prensa Ministerio de Justicia.

Redacción

El Periódico El Guardián tiene 10 años, pionero en el periodismo independiente. "El deber de un periodista es informar de manera que ayude a la humanidad y no fomentar el odio o la arrogancia" Ryszard Kapuscinski

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba