Presidente no descarta bajar impuesto al combustible

Representa más del 43% del costo final al consumidor

El Presidente Carlos Alvarado le dijo a El Guardián que no descarta disminuir el impuesto al combustible para aliviar la carga económica de las empresas.

Alvarado le dijo a El Guardián que con el impuesto al combustible se financian obras del CONAVI, pero que no descarta analizar pedir una disminución.

Y es en la estructura de costos donde se denota el mayor peso del Impuesto Único al Combustible.

Según RECOPE, por cada litro vendido de de combustible tipo gasolina súper el impuesto representa el 43,5%, en la Gasolina regular el 42,7% y en el Diésel 29,6%.

Así las cosas, con el precio actual de la Gasolina Súper el Gobierno obtiene 264 colones por cada litro expedido por concepto de Impuesto Único al Combustible. 252,30 por concepto de Gasolina regular, y 149 por litro de diésel.

De esa forma se elimina el mito de que la Convención Colectiva tiene un peso importante en el precio final del combustible.

Datos de Recope señalan que actualmente representa el 0,9% por venta de litro de combustible, y con la renegociación pasará a costar 0,7%.

RECOPE apuntó que con la renegociación a la baja de los beneficios laborales, el ahorro sería de 23525 millones pero el impacto no sería mayor a los 350 colones por cada cien litros comprados.

TAMBIEN:  Covid en Costa Rica, los números a la semana 45 de la pandemia

RECOPE pide aumento

Mientras el Presidente Alvarado lo piensa, RECOPE presentó el pasado 12 de febrero ante la ARESEP solicitud de  aumento en el precio de los combustibles para entrar en vigencia en el mes de marzo.

La Información señala que de acuerdo con lo solicitado conllevaría las siguientes modificaciones en el precio al consumidor final como se detallan seguidamente, el litro de Gasolina Súper pasaría de ₡606 a ₡643 para un aumento de ₡37; el litro la Gasolina Plus 91 de ₡591 a ₡628 para un incremento de ₡37, y el litro de diésel aumentaría de ₡504 a ₡536 para un aumento de ₡32.

Esto significaría un vertiginoso aumento en la recaudación de Hacienda por traslado de RECOPE correspondiente al Impuesto Único al Combustible.

Nota del Redactor

Bajar un porcentaje del Impuesto Único al Combustible sería una alternativa viable para reactivar la economía.

Si el Gobierno baja en un 3% ese impuesto imagínese la cantidad de recursos para las personas y empresas afectadas por ese costo fijo de movilidad.

Costa Rica tiene el precio del combustible entre los más caros del istmo, y a pesar de la crítica a la Convención Colectiva de RECOPE no significa ni por asomo un costo mayúsculo para el consumidor final.

Richard Molina Mesen

Periodista y Productor Audiovisual, con más de 25 años de experiencia. Director de Elguardian.cr

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba