Panamá, desbordado por la crisis migratoria del Darién

Panamá se convierte en epicentro de una crisis humanitaria e intenta enfrentar el creciente flujo de migrantes con dirección a Estados Unidos o Canadá con medidas como un incremento de las deportaciones.

Panamá, desbordado por la crisis migratoria del Darién

El Gobierno panameño se siente desbordado. Y, en realidad, las cifras son alarmantes. “2022 fue un año récord, en que cerca 250.000 personas arriesgaron sus vidas atravesando el Darién, pero ya superamos ese récord. Hasta el momento, en 2023, más de 360.000 personas han realizado este recorrido, que es muy peligroso”, dice a DW Margarida Loureiro, representante adjunta de la Oficina Multipaís de ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados) en Panamá.

Las causas de este incremento son diversas. Muchos de los factores que inducen la migración “se han visto exacerbados por los impactos socioeconómicos de la pandemia de COVID-19, los recientes fenómenos meteorológicos extremos o la inestabilidad política en los países de origen”, indica a DW Giuseppe Loprete, Jefe del Centro (Global) Administrativo y de la Misión de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en Panamá.

Loprete especifica que “la mayoría viene de Venezuela, Ecuador, Haití, Colombia y de fuera de la región, de países como China, India, o Camerún”.

TAMBIEN:  Por recomendación médica, hospitalizan a Trump

El olor de la muerte

Margarida Loureiro subraya, además, otro aspecto clave: la gran desinformación, que da alas a negocios criminales.

“Hay un incremento sustancial de redes de tráfico y de grupos criminales disfrazados de agencias turísticas, que venden paquetes muy atractivos a gente muy desesperada, que está huyendo por persecución, por violencia generalizada de sus países, o en busca de una vida más digna para sus familias… Algunos hasta prometen paquetes con tres tentativas, en caso de que las personas sean deportadas. Igualmente, en las redes sociales venden el Darién como una ruta muy sencilla, pero eso no es así. Darién es una jungla, es peligrosa, hay también grupos criminales adentro, que violan, que matan, que roban”, dice.

ACNUR intenta combatir esa información proyectos en redes como “Confía en el tucán”, que ofrece datos verificados. También monitorea la situación y ofrece testimonios reales de gente que ha hecho ese recorrido. Una tercera parte de las personas entrevistadas en agosto de 2023 reportó haber sido víctima de abusos, maltrato, robo o fraude.

“Estamos hablando del 31 por ciento de 82.000 personas. Ellos lo han perdido todo, documentos, sus celulares, cualquier recurso económico. Hay muchas mujeres violadas, hay gente que muere”, señala. Y explica que también están muy afectados sicológicamente por la experiencia traumática de ver muertos en el camino. No se sabe con precisión cuántos han perdido la vida en el trayecto. “Las personas con las que conversamos reportaron que habían visto entre uno y 15 cuerpos en el recorrido. Los que no han visto cuerpos, han sentido el olor”, dice la representante de ACNUR, y relata el caso de una mujer con quien conversó hace poco: “El nivel de shock que tenía por el olor y por no poder olvidarse del olor, fue lo más fuerte”.  Fuente: DW.

TAMBIEN:  Emergencia Nacional por crisis de migrantes

Más noticias en El Guardián

Redacción

El Periódico El Guardián pionero en el periodismo independiente. "El deber de un periodista es informar de manera que ayude a la humanidad y no fomentar el odio o la arrogancia" Ryszard Kapuscinski

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba