Nicaragua: condenan a obispo Rolando Álvarez a 26 años cárcel

El Obispo prefirio la cárcel que el destierro

(AP) — El obispo católico nicaragüense Rolando Álvarez, un crítico del gobierno del presidente Daniel Ortega, fue condenado el viernes a 26 años y cuatro meses de cárcel, un día después de que el líder religioso se rehusara a ser liberado y ser enviado a Estados Unidos junto con otros 222 opositores.

Nicaragua: condenan a obispo Rolando Álvarez a 26 años cárcel

En el mayor golpe reciente de la justicia nicaragüense contra la Iglesia católica, a la que Ortega ha acusado de apoyar a sus opositores, el magistrado Octavio Ernesto Rothschuh impuso la sentencia por los delitos de conspiración, propagar noticias falsas, obstrucción de la justicia y desacato a la autoridad. Como parte de la condena, también se le retiró la nacionalidad nicaragüense.

Álvarez fue detenido en agosto junto a otros sacerdotes y ciudadanos. Ortega dijo el jueves por la noche que Álvarez se negó a abordar el avión con destino a Washington sin antes consultarlo con otros obispos. Ortega lo consideró como “absurdo”.

El presidente dijo que Álvarez, que estaba hasta ese momento bajo arresto domiciliario, fue trasladado a la cárcel cercana de Modelo. Su sentencia estaba programa para la próxima semana.

Álvarez era una de las figuras religiosas más destacadas que aún permanecía en Nicaragua en un contexto de aumento de la represión de Ortega contra la oposición.

TAMBIEN:  Tormenta tropical Julia se debilita rápidamente

Consultada por The Associated Press, la abogada Vilma Núñez, presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), dijo que el juez “agregó arbitrariamente y a última hora” nuevos delitos contra monseñor Álvarez que no estaban incluidos en la sentencia inicial, en referencia a los cargos por desacato y obstrucción.

El Cenidh reprobó vía Twitter “el odio y las descalificaciones con las que Daniel Ortega se refirió a monseñor Rolando Álvarez” la noche del jueves y advirtió que ello “representa un riesgo adicional” para él. “La integridad personal y la vida de monseñor están en peligro”, señaló.

Arrestan a obispo y sacerdotes de Nicaragua en asalto a Palacio Episcopal
El 22 de agosto del 2022,  al obispo y sacerdotes de Nicaragua lo detuvieron en asalto al Palacio Episcopal. Foto archivo.

Andrew Chesnut, profesor de estudios religiosos en la Universidad de la Commonwealth de Virginia (en Estados Unidos), dijo que la sentencia impuesta a Álvarez “constituye la represión más severa contra la Iglesia católica en América Latina desde el asesinato del obispo guatemalteco Juan José Girardi en 1998”.

“Desde que se convirtieron en el partido en el poder en 1979, los sandisnitas han reprimido a la Iglesia católica como pocos regímenes más lo han hecho en América Latina”, declaró Chesnut.

“El papa Francisco se ha abstenido de censurar al presidente Ortega por temor a inflamar la situación, pero muchos consideran que ya es tiempo de que comience a pronunciarse proféticamente en defensa de la iglesia más perseguida en América Latina”, agregó.

TAMBIEN:  Fuertes lluvias e inundaciones paralizaron aeropuerto y carreteras de Dubái

La anterior reacción del Vaticano ocurrió en agosto, cuando el papa manifestó preocupación por la acción contra la residencia de Álvarez y se pronunció a favor del diálogo.

El Departamento de Estado norteamericano dijo que el secretario de Estado, Antony Blinken, conversó por teléfono el viernes con el canciller de nicaragua Denis Moncada sobre la liberación de los prisioneros y “la importancia de un diálogo constructivo” con Estados Unidos a fin de construir un futuro mejor para el pueblo nicaragüense. Al parecer, la conversación tuvo lugar antes de que se anunciara la sentencia contar Álvarez.

El exobispo de Managua exiliado en Miami, monseñor Silvio Báez, sí se pronunció y envió un mensaje en Twitter donde calificó de “irracional y desenfrenado el odio de la dictadura de Nicaragua contra Mons. Rolando Alvarez”, calificando de “vengativos” a quienes se “ensañan” contra él.

Las sanciones de Estados Unidos y las críticas públicas al presidente de Nicaragua se habían incrementado desde hacía meses, pero tanto funcionarios estadounidenses como nicaragüenses dicen que la decisión de poner a los 222 disidentes en un avión con rumbo a Washington fue repentina.

La aeronave recién había despegado el jueves cuando surgieron las primeras noticias sobre la sorpresiva liberación de figuras de la oposición, periodistas, activistas y sacerdotes, a quienes varios grupos consideraban presos políticos.

TAMBIEN:  Greivin Moya critica al Poder Judicial por condena en su contra

Gran parte de ellos ya habían sido sentenciados en los últimos dos años a largas penas de prisión, aunque ninguno a 26 años como Álvarez ahora. Tenían poco contacto entre ellos y menos aún con el mundo exterior.

Ortega, sin embargo, los considera “terroristas”. Según el mandatario, han sido financiados por gobiernos extranjeros y trabajaron para desestabilizar a su gobierno después de que estallaran enormes protestas callejeras en abril de 2018.  Fuente: AP

TAMBIÉN: EE. UU.: nicaragüenses expulsados reciben permiso humanitario

Redacción

El Periódico El Guardián pionero en el periodismo independiente. "El deber de un periodista es informar de manera que ayude a la humanidad y no fomentar el odio o la arrogancia" Ryszard Kapuscinski

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba