Más de 2,7 millones de empresas formales cerrarán en América Latina por la pandemia

Escuchar esta noticia

El parón de las actividades productivas por la pandemia del coronavirus provocará el cierre de 2,7 millones de empresas formales en América Latina, la mayoría de ellas microempresas, lo que implicará la destrucción de 8,5 millones de empleos, indicó este jueves la Comisión Económica para América Latina (Cepal). “El impacto de la crisis será muy diferente según el sector y el tipo de empresa”, manifestó en una rueda de prensa virtual la secretaria ejecutiva del organismo, Alicia Bárcena.

Las más afectadas serán las micro y pequeñas empresas, de las que dependen a su vez los sectores más golpeados por las medidas sanitarias para frenar la expansión del virus, como el comercio, los hoteles y los restaurantes, según el nuevo estudio del organismo de la ONU.

El comercio, por ejemplo, perderá 1,4 millones de empresas y 4 millones de puestos de trabajo, mientras que en el turismo se destruirán por lo menos 290.000 empresas y un millón de empleos.

“La crisis golpea con mayor intensidad a los sectores industriales potencialmente de mayor dinamismo tecnológico y, por lo tanto, profundizará los problemas estructurales de las economías de la región”, lamentó Bárcena.

Si no se implementan políticas adecuadas para fortalecer esas ramas productivas, agregó, “existe una elevada probabilidad de que se genere un cambio estructural regresivo que conduciría a la reprimarización de las economías de la región”.

TAMBIEN:  Salud confirma nueva muerte a consecuencia del Covid-19. Ya son 12

Reaperturas ordenadas

El continente americano es actualmente uno de los principales focos mundiales de la pandemia. Estados Unidos, Brasil y Rusia aglutinan más del 40% de los casos globales y en el ránking de países más afectados también se encuentran otros latinoamericanos como México, Perú y Chile, según la Universidad John Hopkins.

La mayoría de las economías latinoamericanas siguen semiparalizadas, aunque varios países están programando la reapertura de sectores no esenciales para las próximas semanas. “Es importante que las reaperturas sean ordenadas, que no sean desordenadas, que no sean tan rápidas que inmediatamente nos lleven a un confinamiento adicional”, explicó Bárcenas.

Según el informe, la gran mayoría de las empresas de la región han registrado importantes caídas de sus ingresos y presentan dificultades para mantener sus actividades, ya que tienen “serios problemas” para acceder al financiamiento y cumplir con sus obligaciones salariales y financieras.

El organismo de la ONU recomendó a los Gobiernos adoptar una serie de medidas para apoyar a las empresas, entre las que destacan ampliar los plazos y los alcances de las líneas de intervención en materia de liquidez y financiamiento y cofinanciar la nómina salarial durante seis meses para evitar la destrucción de capacidades.

TAMBIEN:  China ordenó el cierre del consulado de Estados Unidos en Chengdu

Esta cofinanciación, que se estima tendría un costo equivalente a 2,7% del PIB regional, debe darse en diferentes proporciones según el tamaño de la empresa, desde el 30% en las grandes hasta el 80% en las microempresas, de acuerdo al documento.

También se aconsejó realizar transferencias directas a los trabajadores autónomos y apoyar a las grandes empresas de sectores estratégicos que resulten gravemente afectadas por la crisis, “ya que proveen el 39 % del empleo formal y más del 90 % de las exportaciones”, destacó el informe.

“La recuperación del sector empresarial será lenta y gradual y la recuperación económica mucho más lenta de lo esperado”, alertó la secretaria ejecutiva.

Frente a esta crisis, Bárcena propició “una respuesta a gran escala para evitar destrucción de empresas y empleos, porque si no no va a alcanzar”.

Alertó en ese sentido que muchas medidas ya adoptadas “suponen una recuperación rápida, que las empresas pueden generar utilidades, que van a poder devolver créditos y pagar impuestos más pronto de lo que puede suceder, cuando las perspectivas indican que esto va a tardar un par de años”.

“Se deben postergar o cancelar pagos de impuestos y aportes previsionales hasta fines de 2020 y suspender pagos de servicios básicos (como la luz, el gas e internet) sin pago de multas”, señaló Bárcena.

TAMBIEN:  Joe Biden gana las presidenciales en EE.UU., según proyecciones de AP, NBC y CNN

También propuso “mejores condiciones de acceso al crédito”, con períodos de gracia de un año (“la Unión Europea ya concede más de cuatro en algunos casos”) y plazos de devolución de 5 años o más.

El informe de la Cepal impulsó además el cofinanciamiento de la nómina salarial por 6 meses, lo que representaría un 2,7% del PIB para cubrir las nóminas laborales del 80% de las microempresas; 60% de las PyME; 50% de las medianas y 30% de las mayores.

Según la Cepal, la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2 provocará la peor recesión en la historia de Latinoamérica, con una contracción del PIB regional de un 5,3 % este año y un aumento de la tasa de pobreza del 30,3 % al 34,7 % de la población.

“La crisis resalta la necesidad de avanzar hacia un nuevo modelo de desarrollo. Son necesarias políticas de emergencia e implementar una estrategia para superar las debilidades estructurales de las economías y las sociedades”, concluyó Bárcena.   Con información de EFE

Redacción

El Periódico El Guardián tiene 10 años, pionero en el periodismo independiente. "El deber de un periodista es informar de manera que ayude a la humanidad y no fomentar el odio o la arrogancia" Ryszard Kapuscinski

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba