La ruina provocada por la ‘locura verde’ amenaza la paz social en todo el mundo

El Gobierno de Sri Lanka ha caído, hundiendo al país en el caos, por la más antigua de las razones: el hambre generalizada en el pueblo. ¿Tendrá algo que ver con el hecho de que hace unos años el país anunció triunfante que toda su producción agrícola sería «100% orgánica»?

La ruina provocada por la ‘locura verde’ amenaza la paz social en todo el mundo

Pero no hace falta irse tan lejos, a una nación prácticamente desconocida del Tercer Mundo, aunque sin duda su situación desesperada es un excelente recordatorio de la miseria que promete el «pensamiento Alicia» ecologista. 

Las fuerzas de seguridad se vieron totalmente superadas por la multitud.
Las fuerzas de seguridad se vieron totalmente superadas por la multitud.

Los agricultores holandeses se han rebelado contra una propuesta del Gobierno de reducir las emisiones de contaminantes como el óxido de nitrógeno y el amoníaco a la mitad para 2030. El Gobierno de los Países Bajos dio el plan a los estados provinciales para que lo formularan antes de fin de año. Los agricultores se indignaron con los planes del Ejecutivo que pueden requerir que usen menos fertilizantes y reduzcan el ganado.

Las protestas se desencadenaron el pasado lunes cuando los agricultores holandeses bloquearon varios centros de distribución, supermercados y carreteras con los tractores. Incluso las rutas de ferry se vieron interrumpidas cuando los pescadores se unieron a la revuelta.

TAMBIEN:  Le llegó la hora de actuar a la Ciencia Tica

El martes, las protestas se desbordaron. La Policía arrestó a varios activistas y realizó disparos con fuego real. Y el primer ministro holandés, Mark Rutte, ha descartado negociar con los agricultores.

En Alemania, la «locomotora europea», el ministro de Economía, Robert Habeck, ha advertido que el país pronto podría enfrentar un colapso de la «paz social» como resultado del aumento de los precios de la energía.

Según un informe del semanario Der Spiegel, la crisis del gas provocada por la decisión de Rusia de cerrarle el grifo a Alemania ha dejado al país en una posición económica extremadamente vulnerable, y el propio Habeck ahora expresa su preocupación de que una crisis económica subsiguiente pueda conducir a disturbios sociales en el país. «La paz social en Alemania está sometida a una grave tensión”, admitió el ministro, que ve probable un deterioro aún más pronunciado de la economía en el futuro inmediato.

Vonovia, el mayor propietario inmobiliario de Alemania, ha tomado la decisión sin precedentes de restringir la calefacción por la noche, un anticipo aterrador de lo que se le viene encima al país más rico de la Unión Europea este invierno.

Según el Financial Times, Alemania ya está racionando el agua caliente, reduciendo la luminosidad del alumbrado público y cerrando piscinas a medida que el impacto de su crisis energética comienza a extenderse desde la industria hasta las oficinas, los centros de ocio y los hogares.

TAMBIEN:  Ministro de Cultura británico pide a Netflix que indique que The Crown es ficción

La razón de esta crisis no es complicada. El país se permitió jugar a la «economía verde» con la tranquilidad saber que Rusia le daría todo el gas que pudiera comprar para sus necesidades industriales y domésticas, sin pensar que, como advirtió Donald Trump en su día, esa dependencia podría pasarle una gran factura en el futuro. Y ese futuro ha llegado con la guerra de Ucrania y las sanciones contra Rusia.

Y ahora el enorme aumento en los precios del gas provocado por la medida rusa para reducir drásticamente los suministros a Alemania ha sumido a la mayor economía de Europa en su peor crisis energética desde 1973.

Con los precios de la electricidad a niveles nunca antes vistos, los importadores de gas y las empresas de servicios públicos se esfuerzan por sobrevivir mientras las familias ven cómo se dispara la factura de la luz. «La situación es más que dramática», dijo Axel Gedaschko, jefe de la federación de empresas de vivienda alemanas GdW. La paz social de Alemania, por tanto, está en gran peligro.  (Tomado de La Gaceta.es)

Redacción

El Periódico El Guardián pionero en el periodismo independiente. "El deber de un periodista es informar de manera que ayude a la humanidad y no fomentar el odio o la arrogancia" Ryszard Kapuscinski

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba