La Libertad de Prensa debe regirse por el Derecho a la Información

Un medio debe recordar que si manipula su agenda afecta otros derechos

Este 3 de mayo conmemoramos la Libertad de Prensa que debe explicarse desde la perspectiva de un valor que forma parte del Derecho a la Información y no un capricho de los dueños de los medios.

Libertad de Prensa y el Derecho a la Información

Gobernar es Comunicar. Quien tenga este poder lo maneja todo.

La Libertad de Prensa es ni más ni menos que el derecho de todo dueño de un medio de comunicación de publicar lo que le venga en gana sin censura previa, pero que puede ser judicializado si comete delitos contra el honor.

En Cuba por ejemplo no hay libertad de prensa, pues solo existen medios oficiales en manos del Estado Comunista. En Venezuela si bien existen esfuerzos, hay constantes amenazas de cárcel o exilio. En Nicaragua no hay Libertad de Prensa por los Ortega.

La Libertad de Prensa en Costa Rica ha sido limitada por ejemplo en el caso de Chavespectaculos cuando le impusieron medidas para ofrecer su producto esto en el siglo pasado, pero de forma reciente según la Sala IV consideró con polémica de por medio que se afectó la Libertad de Prensa con el cierre del Parque Viva pues los Magistrados interpretaron que se afectaba tal derecho por ser financiado con recursos provenientes de ese negocio.

El Gobierno del PAC cometió reiteradas violaciones a la Libertad de Prensa sin mayores inconvenientes.

Los casos de Stella Chinchilla y Roberto Jara son claros ejemplos a la violación a Libertad de Prensa cuando se les impidió publicar sus contenidos y ambos terminaron presos.

Actualmente la Junta Directiva del órgano llamado a defender el actuar del Gremio está desprestigiado por su cercanía con medios tradicionales y el abandono a la defensa imparcial de todos los medios. Su actuar como activista por Intereses económicos/ políticos le ha generado un daño casi irreparable en el cercano, mediano, y largo plazo.

La Libertad de Prensa es absoluta en Costa Rica y claros ejemplos los encontramos en medios televisivos y escritos que en los gobiernos del PAC transmitían las conferencias de prensa del COVID religiosamente y ahora solo llevan al Consejo de Gobierno una cámara o hacen pases cortos limitando la información hacia los consumidores de sus productos. Aquí el peligro, pues claramente dejan claro que la agenda de sus contenidos se rige por decisiones empresariales y no del Derecho a la Información.

TAMBIEN:  La CCSS se defiende, pero no de los Saqueadores

Libertad de prensa en Costa Rica Presidencia Rodrigo Chaves

Pues sí, desde nuestro punto de vista, la Libertad de Prensa de un medio puede lastimar groseramente un Derecho de primer nivel, el sagrado Derecho a la Información que consiste en el derecho de una persona de buscar y recibir información en poder de órganos, entes y empresas públicas.

El Derecho de la Información debe ser el garante o brújula de la Libertad de Prensa, pues antes de los intereses mezquinos de los dueños de los medios debe respetarse como Derecho Humano fundamental de primer nivel.

Lamentablemente aquí al menos 3 medios violentan abiertamente el Derecho a la Información de sus públicos, normalmente adultos mayores acostumbrados o a leer el periódico impreso o a consumir lo que les den en la hora y pico de noticieros televisivos. O los opositores que no aceptan a estas alturas su derrota en las urnas.

Aquí es donde no entendemos como los Magistrados Constitucionales exigieron el respeto a la Libertad de Prensa y nunca advirtieron que este debe estar al servicio del Derecho a la Información.

De hecho, el Derecho a la Información es un multiplicador de otros derechos y al aplicarse la Libertad de Prensa (publicar lo que al dueño le de la gana) obviamente se afecta a otros derechos.

Aquí un ejemplo. El Gobierno anuncia la aplicación de nuevas reglas en el IMAS, de gran interés para estratos sociales bajos que generalmente no tienen acceso a internet, y se informan por la televisión.

Si el dueño o Director de la Televisora no informa a su público de esos cambios generaría una vulneración al Derecho a la Información de sus televidentes, quienes estarían afectados precisamente por la libertad de prensa de ese medio.

Por eso, la Libertad de Prensa debe dimensionar en una realidad donde hoy no hay medios absolutos de audiencia, sino audiencias repartidas en diferentes medios o instrumentos.

TAMBIEN:  Socialcristianos proponen proyecto para aumentar tiempo a ejecución condicional

Cabe señalar que en el caso de las televisoras explotan frecuencias otorgadas por el Estado por lo tanto son bienes públicos administrados por privados que sí o sí deben respetar el sagrado Derecho a la Información.

Además, esos medios (que no ofrecen la información presentada por el Ejecutivo) se presentan ante las Agencias de Publicidad como los instrumentos más consumidos por la población, por lo tanto si ellos presumen que afectan grandes audiencias con sus contenidos, aceptan también el efecto negativo cuando irrespetan el Derecho de la Información de sus audiencias.

No faltarán los apóstoles de las puertas fáciles, al decir que basta con la decisión personal del televidente, lector, o internauta para escoger otros medios; pero si ellos se anuncian como los más leídos o más vistos ante audiencias culturalmente adoctrinadas, entienden que su intención de limitar el Derecho a la Información de sus públicos no es más que una decisión estratégica dentro del giro de sus negocios.

Ojo, una y otra vez, las encuestas de opinión señalan el altísimo interés de la población en la figura del Mandatario, pero bajo el pretexto de la Libertad de Prensa ignoran el interés general de la población por las decisiones del Ejecutivo, y lo reducen con etiquetas como seguidores sin capacidad de análisis.

Es obvia la manipulación mediática para generar percepciones en la realidad de sus audiencias y les ponemos un ejemplo:

Si en Televisión usted dedica 15 minutos a dar la noticia de una niña sustraída, enseguida presenta un asesinato en el Paso de La Vaca, y sigue con un crimen en La Reforma su percepción como televidente es que el país está cundido de inseguridad ciudadana, pero en las encuestas cuando se va la pregunta de si usted o algún familiar suyo ha sido víctima de la delincuencia en el último año solo un 23% dijo que sí, mientras un 77% dijo que no (encuesta Borge & Asociados para Poder.cr), lo cual evidencia una distorción de la realidad causada por la manipulación mediática.

TAMBIEN:  CONAVI anuncia ahorro para el país de $37 millones en negociación de obras

Recordemos que los medios reconstruimos la realidad no la presentamos porque eso físicamente es imposible.

Cuando en una nota escogemos las palabras o en un vídeo escogemos las imágenes o en un audio escogemos la música, hay una clara manipulación subjetiva.

Por eso, usted lo que lee, ve, o escucha es un fruto de la libertad de prensa, no del Derecho a la Información.

El Guardián escoge intervenir lo menos posible con la realidad cuando transmitimos en directo los Consejos de Gobierno para ser un instrumento que ofrezca en tiempo audiovisual lo más cercano a la realidad sin nuestra intervención para cumplir con el mandato de la Información.

La Libertad de Prensa ejercida bajo la ausencia de apego al Derecho a la Información es simplemente una evidente manipulación para conseguir distorsión de la realidad.

Disfrazar la Libertad de Prensa como un valor absoluto de toda persona es evidentemente falso, pues no cualquiera tiene capacidad real de sostener un medio de comunicación diariamente por su alto costo económico, porque una página de Facebook no es un medio de comunicación, de hecho si mañana Meta cambia el algoritmo adiós a ese mal llamado medio de comunicación porque en realidad está en uso en precario.

La Libertad de Prensa debe ser regida por el Derecho a la Información y sobre todo cuando un medio explota bienes estatales como las frecuencias de radio o televisión. En cuanto a los medios impresos cada vez son menos populares o son más segmentados.

Aquí hay algo muy interesante para concluir el análisis. Ciegos son los medios que distorsionan la realidad cuando sus públicos tienen Derecho a la Información en otros medios, lo cual los deja al final del día mal parados, pero también parece ser la paradoja de “Pedrito y El Lobo”, y ya nadie les cree sus versiones de sus universos alternos.

Gobernar es comunicar, nunca perdamos de vista ese principio político, pues así podremos entender intención de manipular la realidad.

Libertad de prensa en Costa Rica

También podés leer Presidente Chaves discurso: “Jalemos juntos la carreta hacia adelante”

Redacción

El Periódico El Guardián pionero en el periodismo independiente. "El deber de un periodista es informar de manera que ayude a la humanidad y no fomentar el odio o la arrogancia" Ryszard Kapuscinski

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba