Extraen un gusano del cerebro de una mujer australiana

Médicos que realizaban una biopsia pensaban encontrar un cáncer o un absceso, pero hallaron en la cabeza una larva que todavía se movía

Una neurocirujana que investigaba los misteriosos síntomas de una mujer australiana de 64 años extrajo de su cerebro un gusano vivo de 8 cm de largo.

Extraen un gusano parásito del cerebro de una mujer australiana

La cirujana, Hari Priya Bandi, estaba operando el cráneo de la mujer cuando descubrió que el parásito seguía vivo, lo que se considera una primicia mundial.

“Pensé: ‘¿Qué es esto?’ No tiene ningún sentido. Pero está vivo y se mueve”, dijo la doctora Bandi a los medios locales. Acabó arrancando el gusano con unas pinzas. “Seguía moviéndose con vigor. Todos nos sentimos un poco asqueados”.

La lombriz -Ophidascaris robertsi- seguía “retorciéndose”, según un estudio del caso que acaba de publicar la revista Emerging Infectious Diseases, tras la operación del año pasado. Se trataba de la larva de una especie autóctona de Australia, de la que hasta ahora no se sabía que fuera un parásito humano.

La Dra. Brandi coescribió el estudio de caso con Sanjaya Senanayake, médico especialista en enfermedades infecciosas del Hospital de Canberra. El Dr. Senanayake dijo que estaba de guardia en el hospital en junio del año pasado, cuando se encontró el gusano.

TAMBIEN:  Descubren en Pompeya un antiguo restaurante aún con restos de comida

“Recibí una llamada diciendo: ‘Tenemos una paciente con un problema de infección. Acabamos de extraer un gusano vivo del cerebro de esta paciente'”, declaró el Dr. Senanayake. “Se trata del primer caso humano de Ophidascaris descrito en el mundo”.

Según los médicos, los síntomas de la mujer comenzaron en enero de 2021. Primero presentó dolor abdominal y diarrea, “seguidos de fiebre, tos y dificultad respiratoria”.

La paciente ingresó por primera vez en un hospital local a finales de enero de 2021, tras sufrir durante tres semanas dolor abdominal y diarrea, seguidos de tos seca constante, fiebre y sudores nocturnos.

Según los médicos, estos síntomas se debían probablemente a la migración de larvas de ascáride desde el intestino a otros órganos, como el hígado y los pulmones.

Cuando se realizaron muestras respiratorias y una biopsia de pulmón, no se identificaron parásitos en estas muestras de tejido.

“En ese momento, tratar de identificar las larvas microscópicas, que nunca antes se habían identificado como causantes de infección humana, era un poco como tratar de encontrar una aguja en un pajar”, dijo Karina Kennedy, otra autora del estudio del Hospital de Canberra.

En 2022, los médicos dijeron que la paciente sufría de pérdida de memoria temporal y depresión, lo que motivó una resonancia magnética que mostró una lesión tisular atípica en el lóbulo frontal derecho del cerebro.

TAMBIEN:  Fiscalía investiga omisión de persona que tuvo contacto con paciente covid-19

El Dr. Senanayake dijo que se esperaba que la biopsia cerebral revelara un cáncer o un absceso.

“Esta paciente había recibido tratamiento médico… para lo que era una enfermedad misteriosa que, en última instancia, pensamos que era una afección inmunológica porque no habíamos sido capaces de encontrar un parásito antes y, entonces, de la nada, apareció este gran bulto en la parte frontal de su cerebro”, dijo el médico.

“De repente, con las pinzas [de la doctora Bandi], levantó una cosa que se retorcía. Ella y todos los presentes en el quirófano se quedaron absolutamente atónitos”, añadió el Dr. Senanayake.

La Dra. Bandi dijo que su paciente recobró el conocimiento después de que el gusano fuera extraído con éxito. “Estaba muy agradecida por tener una respuesta a lo que le había estado causando problemas durante tanto tiempo”.

Seis meses después de la extracción del gusano, los síntomas neuropsiquiátricos de la paciente habían mejorado, pero persistían, según el artículo de la revista.

La paciente fue enviada a casa poco después de la operación con medicamentos antiparasitarios y no ha vuelto al hospital desde entonces, dijo el Dr. Senanayake. “Ha evolucionado bien, pero, obviamente, como se trata de una infección nueva, la estamos vigilando de cerca”, declaró el médico a la cadena de televisión Ten NetworkFuente: El Indepent en Español

Redacción

El Periódico El Guardián pionero en el periodismo independiente. "El deber de un periodista es informar de manera que ayude a la humanidad y no fomentar el odio o la arrogancia" Ryszard Kapuscinski

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba