El teletrabajo en Costa Rica

La situación del teletrabajo en Costa Rica genera bastante incertidumbre para algunos trabajadores. ¿Qué es lo que está sucediendo?

La situación del teletrabajo dentro del territorio costarricense

Costa Rica es uno de los países que se encuentra a la vanguardia del teletrabajo. De acuerdo con un estudio importante de YE, se trata de un país que está teniendo una gran cantidad de colaboradores en home-office. Según información de sitios como Código Bonus Costa Rica desde el 2013, más del 4% de los empleados públicos y un 20% de los del sector privado empezaron en esta modalidad laboral.

Desde el 2007, los funcionarios públicos del Instituto de Costa Rica de Electricidad empezaron a adherirse a este modelo, con resultados realmente positivos. La posibilidad de tener una buena conexión a Internet, la llegada de herramientas de trabajo 100% virtuales y la posibilidad de usar datos en la nube generó importantes cambios.

En este sentido, también desde el 2008 hay algunas empresas, como es el caso de Sense, que empezó a implementar este formato, cuando otras tantas no lo hacían. Es decir, fue un caso paradigmático para Costa Rica, pues demostraba que una empresa bastante asentada puede trabajar desde la virtualidad.

Por eso, también hemos visto que, en el 2011, la compañía Prodigius generó esta iniciativa en sus trabajadores, utilizando mensajería instantánea y sistemas en la nube. A partir de ese entonces, el crecimiento fue imparable y tenemos esos datos del 2013, donde parte de la población se adhiere a esta modalidad.

TAMBIEN:  Recuperan dos bicicletas robadas a ciclistas en Desamparados, San José

La importancia del teletrabajo

Ahora bien, esto no significa que no existan incertidumbres. Especialmente, para todos aquellos trabajadores costarricenses que no pueden separar el trabajo del divertimento.

Después de que surgiese la pandemia, todo el mundo empezó a adherirse a la modalidad de la virtualidad en el trabajo.

Lo cierto es que Costa Rica también evidenció un proceso de crecimiento que se prolongó mucho más de lo que ya había tenido. No obstante, en aquellas empresas que no estaban dispuestas a incorporar estas mecánicas, pudo ocurrir que los empleados fuesen explotados en cuanto a las jornadas laborales.

Era muy común que, al haber una mayor flexibilidad en el horario de trabajo, los empleadores consideren que los trabajadores deben estar todo el tiempo disponibles para el empleo. Por lo tanto, era común que ellos solicitaron el cumplimiento de actividades por fuera de la rutina, sin necesidad de hacer pagos extra.

Lo mismo ocurría para muchas personas que no estaban acostumbradas a trabajar desde el hogar. Tuvieron que generar un escritorio similar al de la oficina, también comprar un equipo e incluso generar una dinámica en el hogar que permita trabajar en tranquilidad. Esto, sumado a un factor que no todos tienen en cuenta: la diversión.

TAMBIEN:  Estación sísmica del OVSICORI captó temblor de Oaxaca, México

Muchos trabajadores costarricenses usaban el ordenador como método de diversión tras llegar de la oficina. Por ejemplo, para ver una película o jugar un videojuego. Lo cierto es que, ahora que ese ordenador también se convirtió en una herramienta laboral, surge la dificultad de separar ese espacio de trabajo con la diversión.

De todas formas, Costa Rica impulsó el teletrabajo y los resultados se seguirán viendo de cara al futuro.

(CONTENIDO PATROCINADO)

Lea más noticias en El Guardian

Redacción

El Periódico El Guardián tiene 10 años, pionero en el periodismo independiente. "El deber de un periodista es informar de manera que ayude a la humanidad y no fomentar el odio o la arrogancia" Ryszard Kapuscinski

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba