El destructor de vidas y sueños

Caso Aldesa

(Por Albino Vargas Barrantes para El Guardian) – El destructor de vidas y sueños es el libro que ha escrito la ciudadana costarricense, empresaria y luchadora social Flora Fernández Amón. En la portada leemos: “Un libro basado en historias reales de las personas despojadas por el descalabro de la Corporación ALDESA”. En fecha próxima se hará la correspondiente presentación pública, es decir, su lanzamiento.

La ciudadana Flora Fernández Amón se ha preocupado en los últimos tiempos por hacernos del conocimiento de lo que ocurrió en esa firma empresarial de inversiones, luchando ella contra viento y marea, acompañada de otras estimables personas ciudadanas afectadas por cuanto, prácticamente, sus propios ahorros personales de muchos años, ya se dan por perdidos.

Las matrices mediáticas dominantes, las que están al servicio de la hegemonía político-económico neoliberal, se han encargado de ocultarle al gran público nacional, no solamente las verdaderas dimensiones financieras, pero especialmente sociales, de este escándalo; que, si bien estaría dentro de la esfera de lo privado, deja completamente al desnudo los errores, las complacencias y hasta la complicidad del sistema de política pública que debe ejercer la supervisión financiera cuando dineros del público se invierten en empresas como ALDESA.

TAMBIEN:  ¡Qué monstruosidad!: que la vejez sea considerada una enfermedad

Y es que gracias a la heroica y titánica tarea de Flora (así, coloquialmente mencionada como a ella le gusta que le llamen), hemos podido identificar a varias de las más connotadas personas involucradas en el descalabro de ALDESA; y, “curiosamente”, se trata de ciudadanos con vínculos, directos o indirectos, con esas matrices mediáticas dominantes y, por ende, con elementos de la clase política tradicional pues, incluso, son parte de la misma.

¡Debemos leerlo! Para quienes hemos estado en los diversos escenarios de la lucha social que se ha venido dando todos estos años, contrariando a un modelo económico altamente concentrador de riqueza, expoliador al máximo de los ingresos de los sectores trabajadores y de los sectores de la otrora pujante clase media, incluyendo personas dedicadas a la actividad empresarial micro-pequeña y mediana (como lo es el caso de Flora); este libro, verdadero documento histórico-denuncia, nos permite ahondar en el mundillo de la especulación financiera, uno de las características más notables de ese modelo económico concentrador de riqueza y arruinador-empobrecedor de las mayorías.

El libro escrito por Flora, El destructor de vidas y sueños, es presentado por el destacado intelectual costarricense, catedrático de las universidades de Costa Rica y Nacional, don Óscar Aguilar Bulgarelli. Ello es indicativo de la solidez argumentativa y de denuncia de este documento, pues don Óscar ha concitado un gran prestigio en la sociedad costarricense, lo cual eleva la calidad del libro en comentario.

TAMBIEN:  Presidente Chaves pide a Fiscal General llevar caso Aldesa a juicio

La contraportada del libro nos provoca adentrarnos en su contenido dado que se señala con el dedo acusador a las entidades supervisoras del sistema financiero dominante, las cuales, tuvieron un débil y, prácticamente, nulo papel en prever los “malos caminos” que habría estado transitando ALDESA Puesto de Bolsa, arriesgando el dinero de las y de los inversionistas como doña Flora. Tales entidades tendrán, en algún momento, que ser sometidas al juicio de la historia y el libro de ella abona en tal dirección. Se habla del Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif), de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) y de Superintendencia General de Valores (Sugeval).

Felicitamos a Flora. Su libro, El destructor de vidas y sueños, ingresa al documental histórico de la resistencia en contra del desmantelamiento total del Estado Social de Derecho que nos fuera heredado y que se concretara en los textos sociales incorporados en la Constitución Política del 7 de noviembre de 1949, hoy amenazada de muerte por ataques de diversa procedencia hasta de su propio olimpo guardián.

*Escrito por Albino Vargas Barrantes,  Secretario General Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP).

 

Si lo lees en El Guardián es importante para vos

 

Redacción

El Periódico El Guardián pionero en el periodismo independiente. "El deber de un periodista es informar de manera que ayude a la humanidad y no fomentar el odio o la arrogancia" Ryszard Kapuscinski

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba