Eclipse solar maravilló a América del Norte

Recorrió Canadá, Estados Unidos y México

Este lunes 8 de abril, un espectacular eclipse solar total maravilló y oscureció el cielo de Norteamérica, trazando su camino desde las costas de México hasta Canadá, pasando por Estados Unidos. Este fenómeno celeste, donde la luna se interpone entre la Tierra y el sol, fue espectáculo visual sin igual.

Eclipse maravilló a América del Norte

El eclipse inició sobre el vasto Pacífico Sur, y se prevé que toque tierra en la costa pacífica de México, para luego hacer su entrada en Estados Unidos a través de Texas. Desde ahí, la sombra de la luna cruzó estados como Oklahoma, Arkansas y Missouri, rozó Tennessee, siguió por Illinois, Kentucky, y más, hasta que se despidió en la costa atlántica de Terranova, Canadá. Los afortunados en los 48 estados contiguos de EE. UU. disfrutaron, al menos, de un eclipse parcial.

El camino en su totalidad, de 185 kilómetros (115 millas) de ancho, cruzó 3 estados de México, y 15 estados de Estados Unidos y 4 estados del sureste de Canadá.

Desde Austin Texas Crédito del Investigador Erick Sánchez del Centro de Investigaciones Espaciales UCR

Un avión de la NASA WB-57 voló con cámaras y espectrómetros activos (que estudian la composición de la luz) para aprender más sobre la temperatura y la composición química de la corona y las eyecciones de masa coronal, o grandes explosiones de material solar.

TAMBIEN:  Elon Musk deja en suspenso acuerdo de 44.000 millones de dólares por Twitter

Al volar a lo largo de la trayectoria del eclipse, los expertos esperan que estas observaciones proporcionen nuevos conocimientos sobre las estructuras de la corona y las fuentes del flujo constante de partículas emitidas por el Sol, es decir, el viento solar.

Mientras duró la totalidad del eclipse, la atmósfera y la superficie de la Tierra experimentaron un enfriamiento, del orden de 5 a 10 grados Fahrenheit al final de la totalidad. La humedad relativa, al ser función de la temperatura, aumentó.

El interés científico en los eclipses solares totales radica en la oportunidad única que estos fenómenos astronómicos brindan para estudiar la corona solar, la atmósfera externa del Sol, desde la Tierra. Así, los científicos pueden observar y estudiar estructuras y procesos en el mismo Sol y en la atmósfera terrestre, que de otro modo serían invisibles. El eclipse de hoy permitirá continuar y ampliar las investigaciones realizadas durante el “Gran Eclipse Americano” de 2017, contribuyendo al conocimiento continuo de la actividad solar y sus efectos sobre la Tierra.

Más noticias en El Guardián

Redacción

El Periódico El Guardián pionero en el periodismo independiente. "El deber de un periodista es informar de manera que ayude a la humanidad y no fomentar el odio o la arrogancia" Ryszard Kapuscinski

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba