Dermatitis Atópica: Un desafío que comienza en la infancia de millones de personas y los afecta toda una vida

El 14 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Dermatitis Atópica (DA) con el propósito de concienciar sobre esta enfermedad cutánea

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria de la piel que impacta seriamente a quien la padece. No es contagiosa, más bien podría tener un componente genético. Los brotes pueden desencadenarse por factores como hipersensibilidad relacionada con elementos ambientales, emocionales, alimenticios, medicamentosos e incluso productos químicos irritantes.

Síntomas Dermatitis Atópica

Los síntomas característicos de la dermatitis atópica incluyen resequedad, picazón intensa, enrojecimiento, inflamación y erupciones cutáneas, explicó el Dr. Juan Carlos Quesada, oncodermatólogo de Total Dermatology. Estos síntomas pueden tener un impacto significativo en la calidad de vida de quienes la padecen, principalmente se da en niños, aunque también afecta adolescentes y adultos, agregó el Dr. Quesada.

Incidencia Mundial

La prevalencia de la dermatitis atópica (DA) en la población general es difícil de precisar, pero se calcula que en los países desarrollados la padecen entre el 15% y el 30% de los niños. Un 60% de los casos son diagnosticados antes del año de edad y, en torno al 85% debutan antes de los 5 años de vida.  La prevalencia de DA en niños con familiares de primer y segundo grado, puede llegar a ser del 39% y del 19% respectivamente[i]

Los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) estiman que aproximadamente el 15% de la población mundial padece esta condición de la piel en algún momento de su vida. En el caso de Costa Rica, aunque no existen estadísticas precisas, se estima que alrededor del 10% de la población la experimenta en algún momento de su vida.

TAMBIEN:  Muertes por infarto agudo de miocardio aumentaron en un 11% durante el año 2022

¿Quiénes la padecen y su origen?

La dermatitis atópica no discrimina por género ni edad, pero tiende a ser más común en bebés y niños.  A medida que la persona envejece va experimentando una disminución en la gravedad de los síntomas. Frecuentemente, esta condición tiene una predisposición genética y puede estar relacionada con otras enfermedades alérgicas, como el asma o la rinitis alérgica.

No existe ninguna prueba de laboratorio específica para el diagnóstico de la DA, por lo que, en la práctica, las claves diagnósticas dependerán de las manifestaciones cutáneas y la historia clínica del paciente.

Tratamiento

El tratamiento de la DA se basa en el alivio de los síntomas y la prevención de brotes. El Dr. Juan Carlos Quesada, enfatiza la importancia de buscar atención médica profesional para un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado.

Algunos consejos: 

  • Hidratación constante de la piel.
  • Jabones suaves que restauren el pH de la piel y que no la agredan
  • Uso de cremas o ungüentos con corticosteroides para reducir la inflamación.
  • Se valora el uso de antihistamínicos, según la condición
  • Evitar los desencadenantes conocidos, como alérgenos o irritantes.
  • Mantener una buena higiene cutánea.

El Dr. Quesada también enfatiza que el paciente debe entender que se trata de una enfermedad crónica que se agravará en ocasiones y puede desaparecer por épocas y luego regresar.

TAMBIEN:  Hospital San Juan de Dios incorpora perros en terapia de salud mental

La DA puede tener un impacto profundo en la salud mental de quienes la padecen. La constante picazón, la aparición de lesiones en la piel visible y el malestar físico pueden generar estrés, ansiedad y una disminución en la calidad de vida. La preocupación por la apariencia de la piel, el temor a los brotes y la dificultad para conciliar el sueño debido a la picazón pueden llevar a la depresión y la baja autoestima”, señaló el profesional en dermatología.

Más noticias en El Guardián

Redacción

El Periódico El Guardián pionero en el periodismo independiente. "El deber de un periodista es informar de manera que ayude a la humanidad y no fomentar el odio o la arrogancia" Ryszard Kapuscinski

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba