Derechos humanos y esclavitud laboral

Artículo Opinión

(Por Albino Vargas Barrantes para El Guardián)-La visita al país del señor Tomoyoa Obakata, en su condición de ostentar el alto cargo internacional de Relator Especial sobre Formas Contemporáneas de la Esclavitud Moderna de las Naciones Unidas, deber ser aprovechada al máximo en cuanto a su informe de conclusiones por los diversos partidos políticos, por el propio Gobierno y, sin duda, por parte de las organizaciones sindicales que, con vocación real, luchamos todos los días y todas las horas por el pleno respeto a la dignidad laboral de todas las personas trabajadoras del país, tanto las nacionales como las migrantes.

La corriente sindical en la cual militamos tuvo la oportunidad de entrevistarse con el Sr. Obakata y decidimos aprovechar esos valiosos minutos que nos concedió, entregándole una carta-documento con siete propuestas y una recomendación, las cuales, seguidamente, se las detallamos a usted, persona lectora de este comentario.

Antes de exponérselas, al Relator de la ONU sobre Formas Contemporáneas de la Esclavitud Moderna, de las Naciones Unidas, le hicimos ver que la Costa Rica que él estaba visitando, es hoy una sociedad totalmente desigual, tanto o más que las otras naciones latinoamericanas azotadas por este mal político y socioeconómico; desigualdad que se entronizó en nuestro país.

TAMBIEN:  El Presidente Chaves a 2 meses de gestión

Hicimos énfasis en que tal incluye esas formas contemporáneas de esclavitud, mismas que dentro del mundo del trabajo costarricense generan severas involuciones y retrocesos. Y que, dentro del conjunto de esas formas de esclavitud contemporáneas, las de orden laboral se expresan a diario y en múltiples actividades productivas y de servicios.

Detallamos que, en el campo de la producción agrícola bananera y piñera, en la actividad de servicio público de choferes de autobús, en la actividad de la seguridad privada y del servicio doméstico, en la actividad comerciales de tiendas de ropa y de supermercados; en la actividad de la construcción; e, incluso, en actividades de servicio público estatal, la esclavitud laboral se muestra con sobreexplotación, salarios congelados, sobrecargas laborales; e, incluso, con irrespeto total al Derecho Humano del Salario Mínimo que, en Costa Rica, tiene naturaleza constitucional. En este caso, se muestra así un tipo de esclavitud financiero-bancario que tiene al grueso de la población con altísimos niveles de endeudamiento.

Así las cosas, le planteamos el Sr. Obakata que, de manera mínima, las personas tomadoras de decisiones políticas en los más relevantes niveles de la institucionalidad democrático-republicana, deben comprometerse con:

UNO. Se le dé viabilidad política, Ejecutiva y Legislativa, al proyecto de ley-Expediente No. 21.706, Fortalecimiento de la Dirección Nacional de Inspección de Trabajo.

DOS. Para que el Poder Ejecutivo, mediando su cartera ministerial de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), emita reglamentación para un nuevo desarrollo de la capacidad inspectiva del Estado, con la finalidad de que ésta tenga mayor transparencia y más participación obrera a través de sus legítimas organizaciones; considerando que ya existe un proyecto al respecto que está congelado en dicho ministerio.

TAMBIEN:  “Colaboradores”: ¿A quién pretenden engañar?

TRES. Se le dé viabilidad política, Ejecutiva y Legislativa, al proyecto de ley-Expediente No. 20.873, Ley para prevenir el caso laboral en el sector público y privado.

CUATRO. Se le dé viabilidad política, Ejecutiva y Legislativa, a proyecto de ley-Expediente No. 22.569, Ratificación del Convenio OIT 190 que sanciona la violencia y el acoso en el mundo del trabajo.

QUINTO: Se le dé viabilidad política y legislativa a un proyecto de ley elaborado por nuestra representada, reformando la Ley No. 3503, a fin de sancionar, fuertemente, a las empresas autobuseras que incumplan normativa laboral.

SEXTO: Se exhorte al Gobierno costarricense a la promoción de un nuevo salario mínimo que, realmente, responda al mandato de la Constitución Política de Costa Rica acerca de que el salario mínimo debe garantizar EXISTENCIA DIGNA y BIENESTAR. Una verdadera esclavitud financiera representa el monto actual del salario mínimo, grave impulsor de la exclusión económica y social.

SÉTIMO. Para que el Estado costarricense y sus instituciones respete y ponga en vigencia, porque obligado está a ello, la Resolución 27/21, emitida en mayo de 2021, por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), referida a la Libertad Sindical, a la Negociación Colectiva y al Derecho de Huelga, con Perspectiva de Género

TAMBIEN:  Lula

Finalmente, planteamos como recomendación fundamental, que la Relatoría Especial sobre Formas Contemporáneas de la Esclavitud Moderna de las Naciones Unidas, establezca algún tipo de vínculo sistemático, mediando instancias legitimadas para ello, como el Instituto Internacional de Responsabilidad Social y Derechos Humanos (IIRESODH), a fin de que las organizaciones sindicales costarricenses defensoras de los Derechos Laborales que son Derechos Humanos, puedan mantener comunicación constante acerca de la grave amenaza que para la Democracia misma representa la entronización en el país de las nuevas formas de esclavitud moderna; las nuevas cadenas que atan a la clase obrera y trabajadora a sufrir tormentos, dolor, humillaciones, degradaciones, empobrecimiento y precariedad salarial y encarcelamiento financiero.

Escrito por Albino Vargas Barrantes Secretario General Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP).

Si lo lees en El Guardián es importante para vos

 

Redacción

El Periódico El Guardián pionero en el periodismo independiente. "El deber de un periodista es informar de manera que ayude a la humanidad y no fomentar el odio o la arrogancia" Ryszard Kapuscinski

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba