Costa Rica libre de plaga de sapos

Ayer les informamos sobre un hecho que suscitado en Honduras acerca de una “plaga de sapos”, sobre el cual nos preocupó mucho que se pudiera extender a nuestro país.

Si usted no pudo leer la nota de ayer le comentamos un poco, al respecto o bien puede hacer clic aquí para leerla.

En la comunidad de Tocoa, del departamento de Colón en Honduras, miles de sapos se apropiaron de las calles y de toda la comunidad, el Guardián hizo contacto con un colega de Honduras quien nos dio los detalles al respecto.

Ante un hecho de tal magnitud, decidimos consultar a la especialista Carolina Esquivel del Laboratorio de Biología Tropical de la Universidad Nacional para que nos orientara sobre éste hecho y lo que puede suceder en nuestro país.

El anfibio conocido Honduras como “sapo tierno” y llamado popularmente en Costa Rica como “sapo borracho” por su torpe forma de caminar vive en las provincias de Guanacaste y Puntarenas. Según nos indicó su canto es muy fuerte a tal punto que pueden escucharse a kilómetros de distancia.

Según explicó Esquivel, éstos sapos permanecen la mayor parte del año enterrados porque viven en zonas donde la humedad es muy baja esperando a que lleguen las primeras lluvias del año que generalmente ocurren entre mayo y junio en esa zona específicamente.

“En ese tiempo salen todos los individuos simultáneamente para reproducirse porque se forman charcas estacionales, esas charcas después se secan y los individuos vuelven nuevamente a enterrarse y pasan ahí el resto del año”, afirmó.

TAMBIEN:  Con una buena presentación, Costa Rica empata ante Bosnia

¿Por qué entonces emergieron en diciembre?

La causa se debe a que con la llegada de los huracanes hubo un gran cantidad de charcas e inundaciones entonces adelantaron la época en la que emergen de la tierra para reproducirse.

Otro detalle que destacó la bióloga, es que en el video se ven varios sapos con cola, lo cual indica que pasaron de la etapa de renacuajo que se desarrolla en el agua y se están convirtiendo en adultos sin embargo “muchos de ellos no van a poder sobrevivir y pasarán muy poco tiempo en la superficie antes de enterrarse”.

¿Ocurre esto en Costa Rica?

La respuesta es sí en su época de reproducciones exclusivas en unas pocas noches del año pero en grandes cantidades.

Por otro lado, explicó que no hay parásitos que puedan pasar de los anfibios a los seres humanos, entonces no pueden causar propiamente enfermedades. Incluso son ventajosas ya que ellos se alimentan de insectos y que en casos de inundaciones como en el hermano país de Honduras tienden a crecer, por lo que estos anfibios pueden ser un gran aliado.

Por su parte el Guardián, dará seguimiento a éste caso para conocer si efectivamente “la plaga de sapos” en Honduras terminó.

TAMBIEN:  Nicaragua permite que 120 de los suyos ingresen a su país

 

Adalie Aguirre Apú

Periodista graduada en la Universidad San Judas Tadeo más un Postgrado en Administración de Empresas con énfasis en Mercadeo. Personalmente me gusta escribir sobre temas que aporten un beneficio al ser humano.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba