Cómo fomentar la sana autoestima en la infancia

(Por MSc. Jacqueline Pérez Navarro, para El Guardian) – Durante el desarrollo es muy importante que el niño se sienta seguro, amado y respetado para fomentar una sana autoestima, seguridad en sí mismo y autoconfianza, por eso las etapas de la niñez e infancia son fundamentales, ya que establece las bases de la autoestima durante su vida.

Autoestima en los niños y niñas.

La autoestima es el juicio que se hace de sí mismo, del propio físico, comportamiento, pensamiento, forma de hacer las cosas o sentir, es decir, la conciencia de una persona de su propio valor. Además, es un proceso dinámico que se construye a lo largo de la vida y se desarrolla a partir de la interacción humana.

Una sana autoestima es sin duda un elemento básico en la formación personal de los niños, ya que de su grado de autoestima dependerá el desarrollo en el aprendizaje, las sanas relaciones interpersonales, y en la construcción de la felicidad.

Errores que cometen las madres, los padres y cuidadores que no fomentan una sana autoestima.

  • No felicitar los logros y castigar los errores: ¿Cuántas veces felicita a su hijo por lo que hace bien? Es una pregunta para reflexionar.
  • Sobreprotección: los niños necesitan cometer errores, si los “salvas” todos los días, indirectamente les estás diciendo que no pueden, no son lo suficientemente buenos.
  • Las etiquetas: y es que se tiende a etiquetar a los niños por lo que hacen, “eres terrible”, “eres tonto” “eres un vago”, “eres un desobediente” o cualquier otro calificativo despectivo. Muchas veces no se es consciente de la importancia que tienen las palabras sobre los hijos y cómo lo que se les dice, lo absorben y lo aplican a su día a día.
  • Comparaciones: usualmente se tiende a comparar con el hermano, primo, amigo y vecino. Las comparaciones son precisamente para señalar los defectos y si esas comparaciones son en público, la humillación será aún más.
  • Dedicar poco tiempo: cuando no se dedica tiempo de calidad para compartir un momento tranquilo con su hijo. El mensaje que se le da en ese momento, es que cualquier cosa esta antes que él o ella.
TAMBIEN:  Cursos de autoestima, cocina, maquillaje y más en la agenda de fin de semana

El lado emocional de los niños jamás debe ser ignorado por las madres, padres y cuidadores. Tienen que estar atentos cuando se presentan cambios de humor y altibajos emocionales. Desde el nacimiento a la adolescencia, por su vulnerabilidad y flexibilidad, los niños deben encontrar seguridad y afecto en las personas que les rodean.

Cuando un niño adquiere una sana autoestima se siente competente, seguro, amado y valioso. Comprende que es importante aprender y no se siente menos cuando necesita de ayuda. Será responsable, se comunicará de forma asertiva, y se relacionará con los demás de una forma adecuada.

Recomendaciones para fomentar la seguridad y autoestima en los niños y niñas.

En realidad, es todo un proceso para fomentar la seguridad y fortalecer la autoestima en los niños y niñas porque va a depender del autoconcepto que tiene el niño de sí mismo y este autoconcepto es producto de los mensajes positivos o negativos que ha recibido de su entorno familiar y social desde el nacimiento.

  • Establecer límites y ser firme en ellos: los límites dan seguridad a los niños y es primordial que los límites se mantengan con coherencia y amor.
  • Muéstrale respeto: hablarle con respeto y educación, además, evitar criticarle delante de otras personas (aunque parezca que no escucha).
  • Mantener la calma cuando sea necesario corregirle y no utilizar un lenguaje descalificador y agresivo. Recuerda juzgar las conductas y no a la persona.
  • Procura escucharle con atención cuando hable, demuéstrele que se le está escuchando y es de interés lo que dice.
  • No a las comparaciones: ni de forma negativa ni positiva. Es importante que el niño se sienta valorado por ser él mismo.
  • Evitar las etiquetas: (“el listo”, “el vago”), tanto positivas como negativas son perjudiciales.
  • Responsabilidades y autonomía: valorar la edad y las capacidades, se trata de ir adaptando y dando mayores responsabilidades a medida que crece y que tomen sus propias decisiones, que asuman equivocaciones y se perciban responsables de sus logros y por lo tanto de sus competencias y capacidades.
  • Cuando logre algunas de sus metas, debe de recibir reforzadores positivos o que hay personas que sienten orgullo de lo que ha logrado.
  • Celebrar las cosas positivas que haga: ser lo más específico posible a la hora de hacer elogios, es importante que el niño sepa exactamente qué es lo que ha gustado o lo que ha realizado muy bien.
  • No a la sobreprotección: mostrar excesivamente el miedo a que le pase algo le puede trasmitir inseguridad.
  • Si tienes más de un hijo, es importante buscar un espacio para la comunicación individual con cada uno de ellos.
  • Proponer soluciones en lugar de reproches: quizás piense que “por un oído le entra y por otro le sale”, pero no es verdad. Su opinión le importa mucho. Si le propones soluciones, es más fácil que la próxima vez lo tenga en cuenta y cambie su forma de actuar.
  • Darle importancia a sus emociones, y fomentar que las exprese libremente.
  • Facilitar que se relacione socialmente con otros niños y fomentar su empatía con los demás.
  • Procura ser el mejor ejemplo que tu hijo pueda seguir: fomenta tu propia autoestima, confianza y valores.
TAMBIEN:  ¿Qué es una dieta saludable? Y no perder la vida en el intento.

En este proceso la familia tiene un papel fundamental, ya que es la primera fuente de información que obtiene el niño o niña sobre su persona y esto le servirá para comprender cómo le percibe su familia.

Redacción

El Periódico El Guardián tiene 10 años, pionero en el periodismo independiente. "El deber de un periodista es informar de manera que ayude a la humanidad y no fomentar el odio o la arrogancia" Ryszard Kapuscinski

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba