Cómo aliviar el estrés por problemas económicos

(Por MSc. Jacqueline Pérez Navarro) – La falta de ingresos ante la cuarentena por la COVID-19, la pérdida de un empleo, la reducción de la jornada laboral y la inadecuada administración del dinero familiar puede llevar al individuo a generar un estrés asociado a la parte económica.

Esta preocupación en exceso se puede traducir en efectos negativos que afectarán su salud.

El estrés.

Se define como la reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada. Es una respuesta natural y necesaria para la supervivencia del ser humano.

Estrés positivo: Este tipo de estrés surge cuando la persona está bajo presión, pero inconscientemente interpreta que los efectos de la situación le pueden otorgar algún beneficio.

Este estrés hace que la persona esté motivada y con mucha más energía, un buen ejemplo sería en la preparación de un examen, se estudia y se prepara para pasarlo o una competición deportiva y el proceso de preparación para la misma. Este estrés activa y motiva para la acción.

Distrés o estrés negativo: Cuando padecemos distrés anticipamos una situación negativa creyendo que algo va a salir mal, lo cual genera una ansiedad que paraliza por completo.

El estrés negativo rompe el equilibrio en el cuerpo, desequilibra y neutraliza los recursos que en situaciones normales se tendría a disposición, lo cual acaba por generar tristeza, enojo, ansiedad y demás.

TAMBIEN:  ¡Mañana lo hago! el mal de muchos

La respuesta al estrés es nuestra particular forma de afrontar y adaptarnos a las diversas situaciones y demandas que nos vamos encontrando, es una respuesta que aparece cuando percibimos que nuestros recursos no son suficientes para afrontar los problemas.

Estrés relativo a las finanzas.

El gran inconveniente de que sea la mala situación económica lo que cause el estrés es que, en muchos casos, no se puede controlar las circunstancias que llevan a esa situación. De ahí que aliviar el estrés resulte considerablemente más difícil.

La Asociación Americana de Psicología ofrece las siguientes recomendaciones para ayudarle a manejar el estrés relacionado con problemas económicos.

  • Prestar atención, pero no entrar en pánico. Se escuchan muchas noticias negativas sobre el desempleo y el estado de la economía en los diferentes medios. Manténgase informado de lo que pasa a su alrededor, pero evite caer en la negatividad del sensacionalismo, ya que puede generar altos niveles de ansiedad y llevarle a tomar decisiones incorrectas. Evite la tendencia a reaccionar exageradamente o a caer en la pasividad. Conserve la calma y la concentración.
  • Identificar los factores económicos que generan estrés y establecer un plan. Evalúe su situación financiera particular y las causas de su estrés. Ponga por escrito diferentes formas en las que usted y su familia pueden reducir gastos o manejar sus finanzas con mayor eficacia. Comprométase a llevar un presupuesto y revíselo con regularidad. A pesar de que esto pueda provocarle ansiedad a corto plazo, escribir y comprometerse con un plan puede reducir el estrés.
  • Aprender a reconocer la forma de manejar el estrés relacionado con el dinero. En momentos de crisis económica, algunas personas son propensas a aliviar el estrés mediante actividades nocivas, como fumar, beber alcohol, apostar dinero o comer en exceso. La tensión puede también conducir a generar un mayor número de conflictos y discusiones entre las parejas. Esté alerta y si estos comportamientos le causan problemas considere buscar la ayuda con un profesional en psicología.
  • Convertir los desafíos en oportunidades de crecimiento y cambio real. Tiempos como estos, a pesar de ser difíciles, pueden ofrecer oportunidades para evaluar su situación actual y hacer cambios necesarios. Piense en las maneras que estos retos económicos pueden motivarle a encontrar formas saludables y económicas de para sobrellevar el estrés. Pruebe a salir a caminar, cenar en casa con su familia, considere formarse en una nueva habilidad, en este caso puede buscar recursos de bajo costo donde trabaja, en alguna organización publica, fundación…ya que, puede ayudarle a conseguir un trabajo mejor. La clave es utilizar este tiempo para ver la situación desde fuera, ser creativo e intentar nuevas estrategias para manejar su vida.
  • Solicitar apoyo profesional. Servicios de asesoría de crédito y de planificación financiera están disponibles para ayudarle a tomar control de su situación económica. Si continúa sintiéndose exhausto por el estrés, considere hablar con un profesional en psicología, le puede brindar herramientas para dirigir las emociones relacionadas con sus preocupaciones económicas y manejar el estrés.
TAMBIEN:  El trabajo líquido en la era digital

Es fundamental que cambiemos la mentalidad negativa por una más positiva para que, de este modo, sepamos afrontar convenientemente la situación, se dice muy fácil, pero sabemos que no es así, pero es un camino a elegir.

Una última recomendación es centrarse en lo que se tiene y en lo que sí se puede cambiar, ya que, en determinados casos críticos a nivel económico, no tiene sentido creer que toda la responsabilidad es solo nuestra, ya que hay situaciones externas que no se puede controlar.

Redacción

El Periódico El Guardián tiene 10 años, pionero en el periodismo independiente. "El deber de un periodista es informar de manera que ayude a la humanidad y no fomentar el odio o la arrogancia" Ryszard Kapuscinski

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba