Champions League: Real Madrid pierde y el PSG golea en el torneo continental

Otra jornada de la UEFA Champions League (UCL) se jugó este martes y se dieron varios resultados sorpresivos. El actual Campeón, el Real Madrid, cayó en Alemania ante el Leipzig, el PSG sin Keylor Navas goleó 7×2 ante el Maccabi Haifa de Israel. La Juventus de Turín se quedó sin Champions al perder ante el Benfica de Portugal.

Champions League: Real Madrid pierde y el PSG golea en el torneo continental

El Leipzig de Alemania enterró la etiqueta del equipo blanco con un primer cuarto de partido extraordinario, pleno de intención y de velocidad, para meterse en la pelea por el primer puesto del grupo y exigir a los blancos en la última jornada.

Las derrotas resaltan la importancia de las bajas, que no fueron menores. Y con todo, pese a no estar cómodo en toda la noche, pese a la falta de intensidad de inicio, tuvo su opción para empatar con 2-1 y acabó salvando la diferencia de goles. Instinto de supervivencia le llaman.

El Leipzig fue un huracán. Nkunku fue quien mejor interpretó la debilidad blanca. Listísimo para buscar los espacios a la espalda con su velocidad, pudo anotar al escaparse a la contra, sortear la salida apresurada de Courtois y estrellar el balón en el lateral de la red. El meta belga evitó poco después el tanto de Haidara, increíblemente suelto en la frontal para buscar la rosca. Nada pudo hacer Thibaut al recoger Nkunku un balón defendido con blandura por Tchouaméni y colocar junto al larguero con violencia. 2-0 en 18 minutos. Olía a tragedia.

El problema de afrontar un partido en desventaja ante el Leipzig es su verticalidad. También se descubrió la firmeza de sus centrales, especialmente Gvardiol. El croata se multiplicó barriendo cualquier balón peligroso en su cobertura, secundado por Orbán. Su aparición en una pelota robada por Tchouaméni que finalizó en remate del medio francés fue providencial.

La ambición de ambos conjuntos abrió el partido de par en par, en un intercambio de ataques precioso para el espectador. Ancelotti relevó a los laterales, mientras Rose cambió a dos piezas ofensivas para recuperar la velocidad en la contra con Werner y Dani Olmo. Alaba volvió a situarse como lateral para aclarar la salida por ese costado, la vía preferida para el ataque madridista. Combinaron Rodrygo y Vinicius, pero Gvardiol aparecía siempre en el último instante para evitar el remate.

Se la jugó el entrenador partiendo al equipo definitivamente con Hazard por Kroos, y estuvo a punto de salirle bien. Pivotó en el borde del área el belga, dejó para Asensio y su centro, un caramelo, llegó a Vinicius, que falló con el pie lo más fácil. Tres minutos después, Alaba perdió en fase ofensiva, Simakán se fue como un cohete y coronó una contra ejemplar al entregar a Werner, también perfecto en el desmarque. Liquidados.

TAMBIEN:  ¡El Real Madrid lo logró! Llegó a la final de la Champions League en una noche mágica 3x1

Gol de Wener (3-1) en el R.B Leipzig 3-2 Real Madrid

La lógica dictaba que la goleada engrosara en el tramo final. Olmo buscó su jugada en la izquierda y se le fue por poco. Pero el Madrid tiene alma, y lo demostró buscando el tanto hasta el último instante. Rodrygo acabó una contra provocando la parada de Blaswich, y lo siguiente fue una buena acción del brasileño para sacar el penalti a Nkunku, peligroso también en su propia área. Goes transformó el penalti, salvó la diferencia de goles y adecentó el tanteador de una mala noche.

Champions League: Real Madrid pierde y el PSG golea en el torneo continental
Champions League: Real Madrid pierde y el PSG golea en el torneo continental. Foto: Twitter Leipzig

LEA TAMBIÉN: Selección de Costa Rica vestirá cómoda y relajada en Catar 2022

El PSG golea en París

Fiesta de goles en París (7-2). Gran partido del tridente ofensivo del PSG con doblete de Messi (también repartió dos asistencias), otro de Mbappé y un gol de Neymar, que también fue protagonista en el sexto tanto local. Soler se apuntó al festival en la recta final. No dio opción el equipo de Galtier a un Maccabi Haifa que lo intentó en la primera mitad, pero poco pudo hacer ante un PSG muy enchufado que, tras la goleada, se coloca líder de su grupo gracias a la diferencia de goles.

Arrancó el choque algo insulso y sin ocasiones claras de gol, en parte provocado por los aficionados del Maccabi Haifa, quiénes encendieron unas bengalas y el partido estuvo detenido unos minutos por falta de visibilidad. Fabián tuvo la primera a pase de Neymar a los diez minutos, pero el andaluz, libre de marca en el área, esperó demasiado y se le echó la zaga israelita encima. Su disparo se marchó rozando el poste.

No obstante, casi a los 20 minutos el PSG desequilibraría el electrónico tras una jugada algo embarullada en el área que terminaría en las botas de Messi. No se lo pensó el argentino, que metió un golazo con el exterior de su pierna por la escuadra contraria.

Dio el susto Mbappé pasado el ecuador de la primera mitad tras una dura entrada de Seck, pero tras ser atendido, el galo volvió a ingresar al terreno de juego. Y minutos después volvería a ser protagonista, ya que anotaría el segundo del PSG y el quinto en su cuenta particular en una acción muy parecida a la del primer tanto, esta vez con el interior de la pierna derecha.

No tuvo piedad el cuadro galo, que tres minutos después, en el minuto 34, convertirían un contragolpe conducido por Mbappé. La acción terminó con Messi asistiendo a Neymar, que sentenciaría el encuentro con el tercero. Recortaría distancias el Maccabi Haifa con un tanto de cabeza de Seck y Messi volvería a apuntalar de nuevo a los israelitas al borde del descanso con otro golazo, que recortó a dos contrarios y ajustició a Cohen con un disparo raso muy ajustado, desde el balcón del área.

TAMBIEN:  Alajuelense y Boca Juniors, un domingo de Panenkas erradas

Mejor inicio imposible del Maccabi Haifa tras la reanudación. Doblete de Seck que, tras varios cabezazos de jugadores israelitas, el balón le cayó al senegalés, que estuvo certero para introducirla en las mallas de Donnarumma también con la testa.

Un arreón final definitivo

No le duraría mucho la alegría al cuadro visitante, ya que a partir del minuto 64 llegaría otra tromba de goles del PSG. Primero, la manita gala de nuevo obra de Mbappé. Gran pase de Achraf y el delantero no perdonó en el área con un disparo a la escuadra izquierda de Cohen.

Otro golazo. Y tres minutos más tarde, en el 67, una internada en el área de Neymar, quién se marchó por línea de fondo y en su intento de buscar a Achraf, el balón dio en Goldberg y acabó introduciéndose en la portería del cuadro visitante. Ya en la recta final y tras varios cambios de refresco, llegaría el séptimo y definitivo obra de Carlos Soler, con asistencia de Messi, que marcaría con la zurda con un disparo ajustado al palo derecho de Cohen desde la frontal del área.

Benfica deja afuera a la Juve de la UCL

El Benfica ha confirmado, con el público del Estádio Da Luz de testigo, lo que era un secreto a voces. La Juventus de Turín cae eliminada en la fase de grupos a una jornada del final tras perder ante los portugueses (4-3). Los de Allegri necesitaban ganar para seguir vivos, pero lo único que lograron fue maquillar en los minutos finales una goleada sonrojante.

Con Bonucci, Cuadrado y Vlahovic ya sustituidos, la energía de jóvenes como Iling metió el miedo en el cuerpo a los locales. El arreón final no pudo evitar que la Juve se quedase fuera de los octavos de final por primera vez desde la temporada 2013-14. Lo ‘corto’ del resultado deja en bandeja la primera plaza del grupo a un PSG que aventaja en cuatro goles en el goal average general a los lusos.

El Benfica apretó en los instantes iniciales. Tampoco necesitó mucho esfuerzo ara hacerse con el balón. La Juventus parecía no tener ninguna prisa y dejó llegar a unos locales a los que les valía más el empate que a su rival. El primer tanto mostró la pasividad de los italianos. Un córner en corto acabó con Enzo Fernández solo en la frontal. Con tiempo para pensar, la perla argentina colocó un balón medido a la cabeza de Antonio Silva. El defensor remató con contundencia al fondo de las mallas.

TAMBIEN:  Saprissa huele a campeón de primera parte del apertura 2023

La Juventus empató recordando a la presencia que tenía hace unos años en este tipo de encuentros. Sin peligro aparente hasta el momento, los de Allegri igualaron tres minutos después. También en una jugada a balón parada llegó el empate. Vlahovic apareció en el área para recoger un balón suelto. Vlachodimos rechazó el primer remate, pero no pudo con el segundo.

La alegría de la igualada no fue inmediata. El colegiado anuló en un principio el tanto por fuera de juego. El VAR se demoró en su decisión, pero finalmente concedió el gol. El segundo del Benfica no se demoró mucho más que la decisión del videoarbitraje. Siete minutos después, también tras un córner, una mano de Cuadrado dentro del área acabó con el castigo del penalti. Al igual que en la ida, Joao Mario asumió el lanzamiento y anotó.

El destino volvió a sonreír al Benfica. Del posible empate de Vlahovic se pasó al 3-1 en apenas un minuto. Rafa Silva recibió como mediapunta, abrió a Joao Mario, y remató como un ‘9’ con un delicioso taconazo el centro de su compañero. Los visitantes intentaron recortar antes del descanso, pero su único recurso fueron los centros de Kostic al área.

De una goleada sonrojante a un motivo para el orgullo
Allegri intentó incidir en los envíos del serbio, dando entrada a Milik tras el descanso en lugar de Kean. La Juve dio un arreón inicial que duró dos minutos. Rafa Silva volvió a agitar la varita para eliminar cualquier esperanza italiana. Grimaldo filtró un buen balón que aprovechó el portugués para picar el balón por encima de Szczesny.

Cuando todo parecía perdido, y el interés del partido estaba en el tamaño de la goleada, Allegri retiró a sus veteranos y a su joven estrella Vlahovic para apostar por la juventud… y pensando ya en la Serie A. La reacción puede suponer la primera piedra de una nueva Juventus, si es que se puede sacar algo de caer eliminado en fase de grupos de esta forma. Milik y McKennie recortaron distancias, e incluso estuvo cerca el empate. El miedo se notó en el cuerpo de un Benfica que hasta el momento parecía de hierro. Tuvieron ocasiones para ampliar la renta con su rival volcado, pero perdonaron y sufrieron hasta el minuto final.

Fuente: Marca

Redacción

El Periódico El Guardián pionero en el periodismo independiente. "El deber de un periodista es informar de manera que ayude a la humanidad y no fomentar el odio o la arrogancia" Ryszard Kapuscinski

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba