Cañas a Upala: La Tierra de Los Vientos

Río Naranjo destino por descubrir

Escuchar esta noticia

Cañas a Upala significa atravesar la Tierra de Los Vientos donde hay que sostener el volante del vehículo con todas las fuerzas para evitar algún contratiempo.

Ya habíamos vivido la experiencia del elemento agua. Ahora buscábamos los otros elementos, uno de ellos el Viento.

Nos dijeron que nuestro destino estaba entre Guanacaste y Alajuela. Nosotros ni lerdos ni perezosos.

Hay que mantenerse atento para no perder el control debido a que hay sectores de tránsito peligroso

Les confieso que da gusto ver como la infraestructura dará paso a mejores condiciones, pero por ahora toca aguantar los inconvenientes. El trayecto donde trabajan por Limonal de Abangares es lento y caluroso.

No pasa nada, tuvimos la oportunidad de ver Cerro Pelado de lejitos y gritarle nos vemos pronto.

Queríamos aprovechar la época de ventoleros en la Tierra del Viento.

El plan era primero Cañas, luego Bagaces, y Upala un recorrido largo pero con carretera en perfectas condiciones.

Impresionantes ráfagas de viento nos decían que íbamos por buen camino. Al fondo los Molinos de Viento cual criaturas del Quijote de la Mancha.

En la manejada, recordamos lo que encontramos en Liberia la noche anterior. Papá aquí hay fiesta 24/7 con o sin burbuja .

Así es, los liberianos se inventaron un Tope con Burbuja con Cimarrona, cabalgata a la luz de la Luna Liberiana.

TAMBIEN:  Declaran alerta verde y amarilla por lluvias y fuertes vientos

De regreso al volante, nuestro destino era encontrar donde nacía el viento, y por lo menos llegamos hasta el lugar donde convierten la fuerza del Viento en Energía, el Parque Eólico en Río Naranjo de Bagaces.

Costa Rica es líder mundial en producción de energías renovables, al punto que en el 2020 sumamos seis años consecutivos con un 98% de energía eléctrica renovable, y la eólica es fuente importante. Un 16% proviene del viento.

El caso de Río Naranjo, proyecto de CoopeGuanacaste, entró en operaciones en agosto del 2018. Esto genera un costo mucho más económico para los clientes de la Cooperativa que pagan 92 colones por kilowat hora, versus los 139 que cobra el ICE a sus abonados.

Había que sujetarse fuerte para no ver la gorra volar por la intensidad de los Vientos, y al fondo las nubes bailando a su ritmo, alimentando con su fuerza los Molinos.

La Tierra de los Vientos nos mostró el rostro amable y en un comal se coció un plátano maduro acompañado de café negro, y cuajada.

Doña Eliza Ruiz Salazar nos atendió al mejor estilo Guanacasteco, un día antes de una importante celebración familiar. El platillo principal serían chicharrones.

TAMBIEN:  Confesó asesinato y como se deshizo del cuerpo de Allison

Con una sonrisa de oreja a oreja nos contaba lo hermoso de vivir en esta tierra que a diferencia del resto de la provincia es fresca todo el año.

A sus 78 años está entera, a pesar de que no vive en una de las llamadas zonas azules.

Ya llenitos, decidimos dejarnos llevar por la intuición. Queriamos ir hasta el Volcán Tenorio y por eso los metimos montaña adentro por Huella Verde, pero lo admitidos fracasamos en el intento. Dejamos atrás el asfalto para viajar por un camino de lastre que después de Siete kilómetros se desfiguró para convertirse en una trocha casi intransitable para cualquier vehículo de tracción simple. Llegamos hasta el cucurucho, pero no nos atrevimos a ir más allá, en ese momento llovía copiosamente.

Entonces comenzamos a bajar y un camión lechero nos dijo que la salida más cercana era Bijagua de Upala y decidimos llegar al Tenorio por una calle que recorrí hace casi 20 años atrás.

Sin embargo, al buen pagador no le duelen prendas, una inversión del Gobierno la transformó en una vía irreconocible para mí después de viajar en un pickup destartalado hace muchos años por una Trocha.

TAMBIEN:  Se murió el séptimo. Otro señor de más de 80 años.

Realmente es sorprendente ver la calidad de la vía asfaltada, pero con la advertencia de que hay tramos peligrosos por resbaladiza.

Así llegamos hasta la entrada al Parque Nacional Volcán Tenorio y su principal atracción Río Celeste, pero estaba cambiadísimo al Río Celeste que recorrí con Guarda parques lustros atrás.

El acceso a Río Celeste es para todo público

Desde la entrada nos advirtieron que Río Celeste se había desteñido por los aguaceros.

Debido los fuertes aguaceros la catarata estaba teñida de oscuro

No importaba, el ride valió la pena, es apto para todos y volveremos para encontrarla celeste, de hecho allí practiqué la natación en aquel caudal ahora irreconocible para mí.

Fuimos más allá, y llegamos hasta Upala para contemplar un espectáculo único. Decenas de cortezas amarillas en medio del verde del camino. Simplemente maravilloso, al igual que contemplar el Volcán Tenorio desde el centro del cantón.

De regreso cafecito caliente en el Restaurante La Casona y a descansar para seguir la búsqueda de nuestro próximo destino en la Tierra de los Vientos.

Soda la Casona en Río Naranjo de Bagaces, recomendada, excelente atención

Richard Molina Mesen

Periodista y Productor Audiovisual, con más de 25 años de experiencia. Director de Elguardian.cr

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
error: Content is protected !!