7 detenidos por trata de personas con fines de explotación sexual

Tras allanamientos en Nicoya, Guanacaste

La Policía Profesional de Migración ejecutó este jueves 25 de agosto, a través de un allanamiento en Nicoya, Guanacaste, la detención y desarticulación de una organización criminal de trata de personas con fines de explotación sexual, liderada por un sujeto apellidos Herrera Jiménez y su pareja sentimental, apellidos Villareal Sandoval funcionaria de la Caja Costarricense del Seguro Social, su hija de apellidos Herrera Villareal y yerno de apellidos Monge Salas, todos de nacionalidad costarricense, así como a 3 cómplices de la organización.

7 detenidos por trata de personas con fines de explotación sexual

La investigación, que inició en marzo de este año tras recibida una denuncia, determinó que Herrera Jiménez, con participación de su grupo familiar y tres cómplices de apellidos Ortega Hernández, Martínez Arias y Cascante Pérez (de nacionalidad nicaragüense), sometían a las víctimas a realizar labores sexuales en un establecimiento ubicado contiguo al Maxi Pali de Nicoya donde permanecían, bajo engaño, coacción y amenaza aprovechando la vulnerabilidad de las mismas.

Herrera Villareal y Monge Salas se encargaban de administrar el establecimiento, llevar el control y los tiempos de las mujeres víctimas por los servicios sexuales, y sus cómplices eran los encargados de reclutar, controlar e intimidar a las víctimas, mediante ofensas, amenazas y maltratos. Inclusive, los detenidos realizaban rifas entre los clientes del lugar, cobrando a mil colones el número y como premio otorgaban licor y servicios sexuales de las víctimas.

TAMBIEN:  Identifican a hombre que falleció por ataque de cocodrilo

El allanamiento policial abarcó el complejo donde se encuentra el establecimiento o bar donde se ofrecían los servicios de las víctimas, cabinas donde presuntamente se cometían los encuentros sexuales, así como una casa de habitación.

Reclutamiento

Las víctimas eran reclutadas a través de medios tecnológicos y de terceras personas que ofrecían trabajo en el establecimiento comercial; ellas, por su situación de vulnerabilidad accedían y ya estando en el lugar, eran obligadas a realizar el servicio sexual aun cuando sus condiciones de salud no eran las óptimas, siendo sometidas a mecanismos de control, no podían salir sin autorización y, en caso, de hacerlo debían cancelar una multa a los detenidos; eran sometidas a actos sexuales contra su voluntad y debían pagar por el uso de la electricidad y acceso a agua potable.

En el allanamiento fueron localizadas 12 víctimas, a quienes se les brindó atención inmediata y asistencia correspondiente por las autoridades competentes. Las mismas eran de nacionalidades costarricenses y nicaragüenses. Las víctimas extranjeras se encontraban en condición irregular en el país, lo cual aumentaba su vulnerabilidad ante lo tratantes.

En el lugar fueron detenidos Herrera Jiménez, Herrera Villareal, Monge Salas, Martinez Arias y Cascante Pérez. Ortega Hernández y Villareal Sandoval fueron detenido en sectores de Alajuela y San José respectivamente.  Las siete personas detenidas fueron remitidas a la Fiscalia Adjunta de Trata de Personas por el delito de trata de personas con fines de explotación sexual.

TAMBIEN:  Condiciones lluviosas en el Caribe a partir de esta noche y el fin de semana

Esta acción está tipificada en el artículo 172 de la Ley N°4573, Código Penal de Costa Rica, la cual tiene una pena de seis a diez años de prisión.

Si lo lees en El Guardián es importante para vos. 

Redacción

El Periódico El Guardián pionero en el periodismo independiente. "El deber de un periodista es informar de manera que ayude a la humanidad y no fomentar el odio o la arrogancia" Ryszard Kapuscinski

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba