400 mil empleos perdidos versus 7 muertes por Covid-19: ¿qué impactó más al país?

Escuchar esta noticia

Editorial. 400 mil empleos se perderán por la pandemia, según estimaciones de IICE de la UCR. Sector turismo destrozado, sector restaurante dañado severamente, sector transporte afectado, versus siete muertes por Covid-19, nos obliga a preguntar qué pesa más. Si la cuarentena o permitir el contagio sin afectar la cotidianidad.

Una muerte no tiene precio, pero si la esperanza de vida de un hombre en Costa Rica es de 78 años, de las siete personas fallecidas cuatro habían sobrepasado tal umbral: dos de 87, uno de 84, y otro de 80 por lo que su muerte era inminente.

De los restantes tres: Uno tenía 69, otro 54, y el más joven 45; es decir estaban aún dentro del rango de productividad a penas tres. Ninguno fue sometido a autopsias, por lo que no se sabe exactamente qué les provocó la muerte. Si solo el covid-19 o una combinación con otras enfermedades.

De los siete fallecidos, solo uno no tenía evidentes factores de riesgo, la persona de 45 años. El último fallecido de 80 años padecía de EPOC, enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

De los 792 casos confirmados al domingo 10 de mayo; 501 están recuperados, 21 están hospitalizados, y seis en Cuidados intensivos. 264 están en su casa recuperándose, sin mayores consecuencias.

767 enfermos no pasaron de un padecimiento que ni siquiera les requirió hospitalizarse.  Es decir el 97% no ocupó ningún tipo de asistencia más allá de lo normal. Solo un 3% tuvo complicaciones.

TAMBIEN:  Claudio Alpízar: Tarea de todos: Levantar la voz y el puño por las mujeres

Entiéndase que estás personas enfermaron antes, y durante la cuarentena.  El Universo de afectados graves reales es del 3%, y su mortalidad es de apenas es del 0,8%.

Súmele un sistema de seguridad social privilegiado en Costa Rica, con tres niveles de atención importantes donde en última instancia podrían tener hasta un hospital entero para ser atendidos.

Suecia adoptó el contagio del rebaño y contabiliza 3256 muertos en una población de más de 10 millones de habitantes.

Si comparamos números y modelos desarrollados, ellos tienen un promedio de 0,3% de muertes por la totalidad de habitantes, mientras nosotros un 0,00014% de la población.

Su modelo permitiría crear inmunidad en un periodo más corto, mientras aplanar la curva como lo hicimos nosotros solo prolongará el tiempo del contagio.

Ellos reportaron el primer caso el 31 de enero, Costa Rica hasta el seis de marzo. Es decir mes y seis días después, por lo que habrá que esperar hasta el 17 de junio para comparar nuestra cifra con sus cifra congelada a mayo.

Igual que Suecia, Costa Rica protegió a los grupos vulnerables como asilos de ancianos, centros educativos, cárceles, pero no dejó de tener actividad económica, salvo evitar conglomerados mayores o iguales a 50 personas.

TAMBIEN:  "La Gestapo Tica", el Secreto del Presidente Carlos Alvarado

El país con más muertes es Estados Unidos, que registra 79 mil muertos, pero en una población de más de 328 millones de habitantes. Su promedio de muerte es de 0,2%.

Brasil tiene 11 mil muertes con 211 millones de habitantes, eso quiere decir que 0,005% de su población murió por el Covid-19.

Inglaterra tiene 32 mil muertos con 66 millones de habitantes, eso equivale al 0,048%.

La mortalidad mundial hasta el momento es del 6,8%. No tenemos cifras cuantificables de cuántos de éstos tenían padecimientos crónicos desencadenados por el Covid-19, es decir tenían EPOC y se complicaron por el Covid-19. Cuantos son mayores a los 65 años.

Repetimos una muerte no tiene precio, pero en el mundo se estiman 40 millones de puestos de trabajo perdidos, ¿cuánto vale eso?

Hoy en Costa Rica volvemos a la relativa normalidad, pero psíquicamente la gente está afectada. Muchos creen que el Covid-19 es un jinete del Apocalipsis. No saldrán, no confiarán, no producirán, solo intentarán No contagiarse.

Y por más campañas publicitarias, la confianza requerirá muchos días, meses o hasta años en regresar. Ese tiempo no lo tiene la economía.

Nada más hágale números. El consumidor final dejó de percibir una rebaja en abril de 121 colones en gasolina súper, y 112 en la plus, rebaja congelada para trasladar el beneficio a los desempleados por Covid-19.

TAMBIEN:  Cuando el Secuestro de los Quirófanos terminó en «Fake News»

El viernes 08 de mayo, RECOPE pidió una segunda rebaja del combustible ante la ARESEP.

103 colones menos por la súper, y 93 en la regular, eso tampoco beneficiará al consumidor final, y por ende no afectará positivamente los encadenamientos alrededor de los combustibles.

Cuántos empleos se podrían generar si en vez de congelar las rebajas, permite aplicarse y beneficiar a las empresas e individuos, no lo sabemos, pero en la pura teoría ¿no es eso mejor que el asistencialismo? .

La ruptura de la cuarentena elevará los contagios, es lo normal mientras no haya una vacuna definitiva. Basémonos en números, solo un 0,8% de muertes por cada 792 contagiados.

Jugársela es una ruleta rusa. La vacuna Covid-19 puede estar en seis meses, un año, o un par de años. Ese tiempo no lo tiene la economía.

Si nos limitamos al sentimentalismo, una vida humana no tiene precio, pero someter al desempleo no a siete, ni a 501, ni a 792 sino a 400 mil personas cuánto vale.

Toca vivir esa “nueva realidad” como le llaman algunos. Volver a confiar, salir a pasear, abrazarnos, acercarnos en vez de alejarnos será imposible, porque el miedo al Covid-19 cobijó todos nuestros temores y cual ejército los convirtió en algo tan real como la peor de nuestras pesadillas, nuestras inseguridades.

Redacción

El Periódico El Guardián tiene 10 años, pionero en el periodismo independiente. "El deber de un periodista es informar de manera que ayude a la humanidad y no fomentar el odio o la arrogancia" Ryszard Kapuscinski

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba