Melissa Mora y el ejército de ticos que la aman/odian

0
554

(Opinión) Aquel hombre dejó de asistir a la reunión del viernes de AA; estaba demasiado eufórico y decidió salir con sus compás de oficina a celebrar. Aquel día cumplía cinco años sobrio, pero la represa no soportó el “agualotal” de presión emocional, pidió una cerveza y así volvió a donde comenzó.

Usted seguro apuntó con el dedo acusador aquellos incapaces de parar de beber, o fumar piedra. Juzgó y lanzó la primera piedra sin pensarlo dos veces, sin piedad.

Hoy, si usted juzgó a Melissa Mora por su opera prima y siguió el Show de oreja oreja debe sentir lo mismo que ellos.

¿Cómo ingerir algo que me hace mal; por qué seguir pegado si como la soldadura es malo para la vista; cuál es la razón para destrozar mis tímpanos?

En redes estalló la ira y la burla por la ramonense con su imitación de Thalia. Desafinó al mejor estilo del Gallo Claudio, siguió y conciente de su discapacidad vocal terminó. Ella se comió la audiencia, sabe que lo suyo no es el canto, y le importa un pepino.

Hoy en día es importante estar, hoy es más importante ser notorio, que tener buena reputación. Lo dice Umberto Eco en su último libro “De la estupidez a la Locura”:

” Lo que importa es ser reconocido por nuestros semejantes, pero en el sentido más banal de que los otros al verte en la calle, digan: ‹‹Mira, es él». El valor dominante es aparecer, y por supuesto la forma más segura es aparecer en televisión”. ( Página 37).

Melissa lo sabe, no solo tiene buenas nalgas, tiene buen sentido común; lo hace por negocio, por notoriedad, para llenar bares, y vender si le da la gana su propia marca de hilos dentales.

El caso es la gente; vos que tanto críticas. Vos qué decís disimuladamente con la tinta de tu muro “te odio” y te la tragas toda. ¿Porqué lo haces?.

Al igual que el “piedrero” o el “tapis” sos adicto, sufriste un trauma en la niñez y te frustró.

¿Se burlaron de vos cuando imitaste a tu ídolo, o tus tatas te regañaron y te trataron de vago (a)?.

Cuánto pagarías por oír a un cantante desentonado, una actriz perdida en sus diálogos, o a un futbolista fallar goles. Entonces porqué ves el programa. ¿Porque ella hace lo que vos querías hacer y no te animaste?

Admitámoslo, Melissa tiene hipnotizado a medio país.  Ella tiene la notoriedad, no tiene buena reputación como buena cantante, pero los domingos son suyos en horario triple “A”. Así que el juego funciona.

La “Kardashian” tica es un éxito, un fenómeno de masas, un Notorio Personaje por el estar, sin importarle el ser una buena artista.

Ella no tiene vergüenza, y para ganar notoriedad hoy en día no se puede dar ese lujo. Cómo escribió Eco. “Es más fácil convertirse en sujeto de interés, preferentemente morboso. No es que no se aspire a la buena reputación, pero para conseguirla es muy fatigoso”.

“A Melissa Mora ahora sí… se le cayó la máscara de cantante profesional.. sin arreglos, fuera de un estudio y cantando sin nadie… no canta nada! Se mató sola. Ya salió la verdad a la luz!”… Decía un comentario de los tantos en redes, claramente equivocado; ella, Melissa, no tiene buena reputación como cantante y ella lo sabe; lo suyo es la luz, el foco, la luminaria, la notoriedad, lo demás lo hacen las masas. Vos qué me estás leyendo. ¡Tú Cara me Suena!.

(Foto Facebook Tú Cara me suena).