¿Más periodistas “colaboraban” con la DIS para limpiar su imagen?

0
189

(Por Richard Molina) Tal vez usted se preguntará porque rara vez los medios hablan de la DIS, la respuesta podría ser dolorosamente amarga, algunos estaban reclutados a cambio de primicias, por eso esperamos la intervención de la Fiscalía General de la República y del Colegio de Periodistas.

Una fuente confiable para El guardian.cr nos mencionó a dos reconocidos comunicadores que a cambio de primicias actuaban como relacionistas públicos de la Dirección de Inteligencia y Seguridad Nacional, una policía política arropada por la mano del Poder Ejecutivo, que en la era del “terrorismo” y el “narco” justifican acciones como intervenciones telefónicas entre muchas otras cosas.

Los dos periodistas, ya fuera de medios tradicionales, recibían de primera mano la información para andar un paso adelante. No sabemos, y ellos lo niegan, que en el caso del periodista de Diario Extra, tuvieran la misma intención, por eso es vital la investigación de la Fiscalía del Colegio de Periodistas para llegar a lo más parecido a la verdad real de los hechos

Tenemos muchas preguntas sin respuesta de la DIS.  Desmienten o confirman que sus jefes departamentales no tengan títulos universitarios que los faculte para desempeñar su puesto. Acaso ignorar la directriz de la Sala IV de no crear un manual de puestos nace para protegerse de quedar al descubierto. Porqué si hablan de transparencia no tienen un periodista fijo para atender consultas del funcionamiento de la DIS. Porqué el Señor Torres no dió la cara en la conferencia si todo el mundo lo conoce y saben de su procedencia política?

La fuente ya nos reveló que estamos en el blanco de la DIS como periodista por cuestionar su funcionamiento, e incluso nos advirtieron cambiar de clave cada vez que se pueda. Casualmente éste viernes nuestro correo electrónico fue vulnerado. Y honestamente considero que ni siquiera el señor Figueres está al tanto, a lo tico parece estar “detrás del palo” y “terceros de buena fe” serían los encargados de los trabajos difíciles o desagradables.

Pedir una comisión legislativa que los investigue es enterrar el caso. Nacer el chiquito muerto. Sin embargo, la decisión de la diputada Sandra Pisk es la más sensata, el actuar de oficio de la Fiscalía General de la República.

Son tantas preguntas sin respuesta, la primera ya pedimos aclaración, responder si están facultados por ley a pagar dedicación exclusiva a pesar de no contar con un manual de puestos.

Casualmente nos llama la atención que un día después del escándalo DIS, un periodista de un medio electrónico salió alabando la labor de la policía política tras obtener una primicia. Juramos que es pura casualidad, o eso queremos pensar. Por eso es vital la aclaración oportuna del Colegio de Periodistas.

Seguramente nos llamarán enemigos de la propuesta de la nueva ley de Inteligencia, y si lo somos. No nos parece que solo porque sí, sin un juez, un fiscal, y un defensor se vulnere la intimidad de las personas. No se trata de una teoría de la conspiración sino de la Defensa preventiva de la democracia costarricense.

Vamos a esperar sentados, y a comprar teléfono desechable por aquello de que cuando el río suena….