Los misteriosos reflejos detectados por la NASA tienen explicación

El Observatorio de Clima del Espacio Profundo capta imágenes de una gran variedad de fenómenos lumínicos provenientes de nuestro planeta.

0
179

www.Elguardian.cr

Allá por 1993, el famoso astrónomo Carl Sagan detectó en unas imágenes de la NASA varios destellos de luz procedentes de la superficie terrestre. Desde entonces y en repetidas ocasiones, estos reflejos han atormentado a los científicos, incapaces de darle una explicación convincente.

Después de casi 25 años parece que por fin la NASA ha dado con la clave, para regocijo de todos los fans de Carl Sagan, el mítico presentador del programa Cosmos. Al parecer, según los últimos análisis, la explicación a estos reflejos no son los rayos del sol reflejándose en grandes superficies de agua. Esta era la primera hipótesis sobre la mesa.

Todo se reduce a un fenómeno bastante extraño pero sin ningún motivo paranormal: cristales de hielo voladores. El equipo dedicado a analizar las distintas imágenes encontró un patrón perfecto entre los reflejos y el ángulo del sol, descartando la Tierra como punto de origen de las luces.

Además, sólo se producen los destellos en lugar en los que se pueden crear cristales de hielo debido a las bajas temperaturas en las capas inferiores de la atmósfera. Es un fenómeno conocido, aunque hasta ahora no se valoraba la posibilidad de que fuera capaz de reflejar tal cantidad de luz a tanta distancia.

Para hacer posible este descubrimiento no sólo ha sido posible gracias a un extenso equipo de científicos, sino también al Big Data. La cantidad de información que se extrajo de las imágenes tomadas por los satélites de la NASA habría sido inasumible para los humanos de no existir esta nueva tecnología.

Es un proceso similar al que se utiliza para tratar de encontrar planetas habitables en el universo. Son millones los que se han detectado, pero no todos presentan las condiciones necesarias para la vida. Gracias al software y la tecnología, ahora podemos clasificarlos.