Ataque en un centro comercial de Bogotá: tres muerto y varios heridos

Una explosión ha sacudido este sábado el centro comercial Andino en la Zona Rosa de Bogotá, uno de los barrios más exclusivos de Latinoamérica. Al menos tres mujeres han muerto y el número de heridos asciende a nueve, informan medios locales. El centro comercial permanece desalojado.

El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, ha calificado lo sucedido de “atentado terrorista cobarde”.

Una víctima mortal era una trabajadora social de nacionalidad francesa de 23 años de edad que se encontraba en el centro comercial con su madre. Trabajaba en un colegio e iba a regresar a su país en los próximos días, ha informado el alcalde.

Las otras dos víctimas mortales son dos colombianas de 31 y 27 años que murieron en la Clínica del County. Una de las personas hospitalizadas se encuentra en “estado crítico de máxima gravedad”, según el comunicado publicado por el hospital.

La explosión tuvo lugar en uno de los baños de mujeres del segundo piso del edificio. El artefacto explosivo fue colocado detrás de un inodoro, ha informado el director general de la Policía Nacional de Colombia, el general Jorge Nieto.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha expresado su solidaridad con las víctimas a través de su cuenta oficial de Twitter.

A falta de una explicación oficial de la Policía, varios usuarios de las redes sociales sugirieron que pudo tratarse de una explosión por acumulación de gases.

Víctor de Currea-Lugo, profesor de Relaciones Internacionales, opina en declaraciones a RT que detrás de la explosión podrían estar grupos de extrema derecha colombianos que buscan afectar al proceso de paz. “Esta semana las FARC han entregado el 60% de las armas”, subraya el experto, añadiendo que todo indica que la guerrilla “se ha comprometido seriamente con el proceso de paz”, por lo que “es muy improbable que esté de ninguna manera vinculado a estos actos”.

Asimismo, el profesor considera que tampoco es probable que “la segunda guerrilla de país”, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) esté detrás de este tipo de hechos. Ante este panorama, Currea-Lugo apunta a “los enemigos de la paz”, de los que -recuerda- “tenemos bastantes en Colombia”. “Hay grupos de extrema derecha que pueden estar beneficiándose al tratar de contaminar los intentos de paz que construye la sociedad colombiana”, afirma el experto.

(@demokrato)

(@demokrato)

Comentarios

comentarios