Caminaron cientos de kilómetros a punta de fe, la Cruz Roja ya atendió a más de 1200 romeros

0
753
www.Elguardian.cr
www.Elguardian.cr

A sus 15 años decidió caminar desde Pérez Zeledón, lo encontramos al tercer día de un viaje de cuatro a la altura de La Unión o “El Empalme”, con su cuerpo golpeado pero su fe intacta.

“Camino por agradecimiento, en otros años he sido el primero pero éste año ha sido más difícil.  El primer día dormí en nivel, el segundo en La Trinidad, el tercer día en La Cangreja.  Tuve un desvanecimiento y logré superarlo para caminar más de 125 kilómetros”, nos dijo éste muchacho vecino de Pérez Zeledón que viajaba acompañado por fieles que como él creen.

www.Elguardian.cr
www.Elguardian.cr

Y así es, simplemente se trata de una caminata de fe, no hay otro combustible diferente, es la fe la que mueve montañas, y también los hace caminar distancias enormes, como nos contaron dos vecinos de Ciudad Cortés que salieron desde Paso Canoas.

“Salimos el 21 de julio, somos solo dos de Ciudad Cortés, el grupo se pegó con la gente de Río Claro.  Todo el trayecto ha sido más duro, el frío del Cerro de La Muerte lo disimula el caminar constante”, los dos amigos mientras bajaba El Empalme para viajar hasta la Basílica.

www.Elguardian.cr
www.Elguardian.cr

El fin de semana atrajo a miles hasta la Casa de la Patrona de Costa Rica, según el dato de la Cruz Roja a las 5:00 de la tarde del domingo, contabilizaban 1256 romeros atendidos por distancias dolencias.  300 Cruz rojistas por turno acompañan a los romeros en el fin de semana largo con lunes laboral de por medio.  La cantidad aumentará vertiginosamente en la noche y madrugada del lunes amanecer martes dos de agosto.

Las lesiones son de todo tipo, desde menores como dolores musculares, hasta agudas por enfermedades crónicas de pacientes que en su inmensa fe caminan en búsqueda del milagro.  Muchos caminan de noche con tan solo el faro de la fe iluminándolos.

www.Elguardian.cr
www.Elguardian.cr