¿A las puertas de un Estado Islámico a la Tica?

0
343

(Por Vladimir De La Cruz). En el Partido Liberación Nacional está claro que se ha ido seleccionando la oferta de precandidatos a la Presidencia de la República, lo que tendrán que resolver en la Convención interna, que ya anunciaron para realizar el 2 de abril próximo.

De los precandidatos que había ya dos han desistido de su aspiración. Ellos, el Alcalde de Alajuela y el Dr. Enrique Rojas Franco, le dieron su adhesión a Antonio Alvarez Desanti, actualmente diputado y Presidente de la Asamblea Legislativa.

Quedan en la arena liberacionista Rolando González, también diputado, el Dr. Aiza Campos, exdiputado por Guanacaste y el Ing. Clinton Cruickshank, también exdiputado. Al frente de ellos está José María Figueres Olsen, ex Presidente de la República. Por ahora no hay más anuncio de adherencias a Antonio Alvarez o a José María Figueres, ni de otros aspirantes a candidatos.

De manera curiosa, para mí, es una hojita suelta que me ha llegado, impresa supongo por quien hace la convocatoria de su contenido, que dice así, y respeto la forma de su escrito, hasta en sus mayúsculas, que se interpreta en este tipo de escritos que son gritos, o que debe leerse en forma gritada:
“DIOS BENDIGA A TODAS LAS FAMILIAS.
EL PARTIDO LIBERACION NACIONAL LOS INVITA MUY RESPETUOSAMENTE A PARTICIPAR EN LA CONVENCION PARA ESCOGER EL CANDIDATO OFICIAL ENTRE LOS PARTICIPANTES PARA LAS ELECCIONES DEL 2018.
EL 2 DE ABRIL DEL 2017.

Evangelista Carlos Jardines …. Les desea Feliz Navidad con Cristo en su corazón y un Venturoso Año Nuevo 2017 en bendiciones obedeciendo las Sagradas Escrituras que están en la Biblia. Josué 1:8-9
QUIERO MANIFESTAR MI APOYO AL SEÑOR CLINTON CRUICKSHANK PARA ESCOGERLO COMO CANDIDATO OFICIAL DEL PARTIDO LIBERACION NACIONAL EL DIA DE LA CONVENCION.

Un hombre creyente, de principios bíblicos, con una visión de progreso para el país.
Costa Rica necesita esta fe, esperanza y la Bendición de su voto para
CLINTON – CLINTON – CLINTON …
Multiplique los votos – Regale tres copias
Orar, Evangelizar es sanar la patria y enderezarla”.

Queda claro que se ha manifestado dentro del Partido Liberación Nacional una tendencia, a modo casi de secta religiosa, como operan los otros partidos denominados cristianos, de iglesias no históricas, que hacen proselitismo político con miras a elegir diputados en la Asamblea Legislativa, lo que ya han logrado, violando la tradición histórica y las disposiciones de que no se pueden aducir sentimientos o creencias religiosas con fines políticos, o como parte de la actividad político electoral.

Ahora es el intento de asalto en el Partido Liberación Nacional de una feligresía no católica que impulsa su propio precandidato presidencial dentro de este Partido, o al menos procura que con su precandidatura, a la cual podría renunciar en los próximos meses antes de abril, por adherencia a alguno de los candidatos fuertes de este partido, se le logre comprometer alguna curul legislativa, para llevarlo nuevamente al Congreso de la República.

No tengo duda de que la inmensa mayoría de los diputados actuales, y de los que han sido, todos han sido formados en valores religiosos especialmente católicos, por ser la religión católica la mayoritaria en el país. Si acaso un 1% de los diputados pueden no ser creyentes o ser agnósticos, y un porcentaje ligeramente mayor siendo creyente puede ser no prácticamente. Esto no ha sido óbice ni impedimento para el proceso de formación de las leyes.

Pero, desde que llegaron al Congreso diputados claramente identificados con grupos religiosos, de inspiración cristiana, que operan casi como sectas, o casi como empresas religiosas con fines de lucro, pero no católicas ni pertenecientes a las Iglesias cristianas históricas, el proceso de formación de las leyes se ha entrabado por sus prejuicios, por sus extremismos espirituales, sin entender la separación que debe haber entre Estado e Iglesia, y sin entender la naturaleza de un Estado laico, más allá del alcance, a discutir, de la declaración religiosa del Estado costarricense, que lo que hace es reconocer de manera simple que el catolicismo es la religión de la mayoría de los costarricenses.

Pues bien, si el precandidato Clinton llegara a la candidatura oficial a la Presidencia de la República, como candidato del Partido Liberación Nacional, no habría ninguna diferencia entre este Partido y el de Justo Orozco y los otros existentes. Y, si por algún nefasto pacto, se le llevara a la diputación para sacarlo de la precandidatura presidencial, y eliminar así obstáculos, debe tomar nota el Partido Liberación Nacional que van a elegir un diputado “cristiano” similar a los ya existentes, que no tiene que ver nada con el ideario socialdemócrata, si es que de eso queda algo en ese Partido, y que solo van a añadir un diputado más a la minifalda “cristiana” que opera en la Asamblea Legislativa obstaculizando leyes.

Pareciera, también, que con una precandidatura así, el Partido Liberación Nacional quisiera disputar ese nicho de “cristianos” no católicos que se agrupan en esos otros partidos políticos, y pareciera, igualmente, que quisieran debilitar a esos grupos con la precandidatura interna del evangélico Clinton Cruickshank, para disputar ese electorado, que también sirvió para llevar a Johnny Araya a la Municipalidad de San José, sumándole votantes de esos grupos religiosos.

Lo peor sería para el país que Clinton Cruickshank llegara a ganar la Convención interna de Liberación Nacional y luego las elecciones nacionales. Estaríamos a las puertas de un Estado Islámico a la tica.